Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |

Jaen

JAÉN

Ingresan en prisión ocho personas meses después de que la Audiencia alertara de que puede haber disturbios el día 13 de julio en la vista por un tiroteo en Linares con un muerto
26.06.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La Guardia Civil desarma a los 'pikikis' a veinte días del juicio contra tres del clan por asesinato
Material intervendio por la Guardia Civil. /IDEAL
Ocho miembros del clan de los 'pikikis' estarán en prisión cuando sus parientes Diego, Joaquín y Sebastián vayan a juicio en la Audiencia Provincial de Jaén el próximo día 13 de julio acusados de la muerte de Antonio Moreno Mallarín, al que supuestamente mataron a tiros en febrero de 2006 en el Camino del Madroñal de Linares. La Guardia Civil ha puesto a buen recaudo al núcleo duro del clan que aún permanecía en la provincia con la redada de la semana pasada en Úbeda, donde se habían asentado tras huir de Linares para escapar de una venganza de los 'mallarines'.
La Audiencia Provincial libró oficios hace ya varios meses (nada más señalar la fecha del juicio por el crimen del Madroñal) tanto a la Guardia Civil como a la Policía Nacional advirtiéndoles de que hay un riesgo serio de que se produzcan disturbios entre 'pikikis' y 'mallarines' con motivo de la vista oral, instándoles a que se tomasen las medidas preventivas pertinentes. La Guardia Civil, sin embargo, atribuye las redadas y detenciones de Úbeda a sus labores habituales de lucha contra el tráfico de drogas.
La redada
La operación de la Guardia Civil se saldó con doce detenidos, de los que ocho han ido a prisión y dos han quedado en libertad con cargos. Un menor ha sido puesto en manos de la jurisdicción competente. Además, se encontraron en dos viviendas de las Eras del Alcázar de Úbeda drogas un surtido de drogas- heroína, cocaína y hachís- que los 'pikikis' tenían para su venta a terceras personas.
Pero además, el Instituto Armado ha arrebatado al clan un auténtico arsenal: dos escopetas, una pistola con marca y número de serie borradas, espadas, puñales, un buen juego de navajas de muelles y hasta una alabarda.
También, siempre según las pesquisas de la Guardia Civil, guardaban en las casas de las Eras del Alcázar gran variedad de objetos supuestamente procedentes de robos y que ellos aceptaban como pago de la droga que despachaban: desde decenas de garrafas de aceite hasta televisores de plasma de gran formato, joyas o teléfonos móviles hasta herramientas o motos. También había 18.000 euros.
La Guardia Civil se armó bien para los registros, «dada la potencial peligrosidad de las personas a detener». Además de los agentes de la Policía Judicial del Instituto Armado en Baeza intervinieron también funcionarios de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Jaén, los GRS (antidisturbios) de Sevilla, personal del cuartel de Baeza y miembros de la Policía Nacional en esta ciudad.
Los agentes se encontraron con que las casas a registrar eran «auténticos búnker, con puertas metálicas blindadas y con los huecos de algunas ventanas tapiadas con ladrillo». Los registros se efectuaron «sin incidentes dignos de mención», según la Guardia Civil. A los detenidos se les han imputado cargos contra la salud pública, receptación, tenencia ilícita de armas y hasta de asociación ilícita para delinquir.
Mundo de la droga
Desde la desbandada del clan del Camino del Madroñal en 2006 por la muerte a tiros de un 'mallarín' es la segunda vez que se produce una redada a gran escala con 'pikikis' involucrados: el 8 de enero de 2008 la Policía Nacional entró a saco en la barriada Cerro Blanco de Dos Hermanas. Se practicaron 14 detenciones. Varios de ellos, miembros linarenses del clan que se habían refugiado allí tras la muerte de Antonio Moreno Mallarín. Se acusó a los arrestados de traficar con heroína y cocaína, que compraban en la capital sevillana. La Policía llegó a decomisar un kilo de sustancias estupefacientes distribuidas en cocaína en roca y heroína, 15.000 euros y además de joyas y armas.
Apenas dos meses después se produjo en el Madroñal de Linares el mayor tiroteo que se recuerda en la provincia: una docena de pistoleros 'pikikis' y 'mallarines' se acribillaron a balazos, con cuatro heridos. Y la tensión entre las familias crece conforme se acerca el juicio del día 13 de julio.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Jaén
más videos [+]
Jaén
Vocento
SarenetRSS