Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALMERÍA - JAÉN - GRANADA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Más Actualidad

17.09.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
COMO cada septiembre me adentro en el laberinto de callejuelas de nuestro barrio antiguo para vivirlo en primera persona y saber qué es lo que demandan los turistas que nos regalan su tiempo al visitarnos... y, como cada año, vuelvo a encontrarme las mismas deficiencias, la misma dejadez. Definitivamente, está comprobado que gobierne quien gobierne nuestro Jaén, el casco histórico sigue siendo el apunte olvidado. Los de ahora, como los de antes, mucho presumen de mimarlo pero todo sigue igual. Estamos a la espera de un segundo Plan Urban y de un ambicioso Plan Turístico de 6 millones de euros que nunca llega.

Desde hace año y medio he ido ya a tres presentaciones del Plan Turístico y de momento no se ha visto nada, ni siquiera el Ayuntamiento nos ha llamado para escucharnos aunque nos lo promete una y mil veces. Seguimos esperando actuaciones del Urban anterior que se supone pondrían en marcha un planetario y centro de interpretación turística de las Tres Culturas en la acogedora calle Elvín. Nos iban a poner en valor el raudal de la plaza de la Magdalena con habilitación de una galería subterránea que recreara la leyenda del lagarto de Jaén. Leemos las promesas del PSOE en su programa electoral vigente y por el que gobiernan: rehabilitación de los baños del naranjo, museo del aceite en esta zona del corazón tradicional de Jaén, museo del Renacimiento, etc. Tanto y tanto pero que a la hora de la verdad no se hace nada. Y ni siquiera las pequeñas cosas, esas que todos los turistas perciben en su paseo por el eje peatonal turístico, se cuidan. Porque al iniciar el paseo desde la calle Maestra dirección a Baños Árabes, en la confluencia de Martínez Molina con Virgilio Anguita luce un contenedor soterrado donde debiera haber flores y césped y, cuatro metros detrás, una cabina de teléfono convierte la vista en esperpento. Y continuando por Martínez Molina encontramos los pinetes sin pintar, las papeleras estropeadas, maderas de los bancos sin barnizar, alcorques sin árboles, contenedores oxidados, multitud de losas arrancadas en la plaza Rosales y una plaza de San Juan que, tras su bonita restauración, la falta de mantenimiento mantiene con pintadas, mármoles arrancados, fuente sin agua... un desastre. Si al menos la concejalía de mantenimiento urbano se tomara en serio su labor y, más concretamente, este barrio de Jaén, al menos los turistas no se llevarían tan pobre impresión.

A Jaén le falta un político que se trabaje su barrio antiguo, que le duela de verdad y que se lo pasee. A decir verdad, cuántos jienenses hay aún que no se han adentrado jamás en los baños árabes. Y, si alguien quisiera escuchar al colectivo de hoteles, agradecidos estaríamos de aportar mil ideas, algunas tan sencillas como proponer que se sustituya el muro exterior de la Escuela de Artes y Oficios (José Nogué) por una bella reja que permita hacer partícipes a los turistas viandantes del jardín de esa casa y del museo al aire libre (pero protegido) que supondría contemplar tras la herrería las obras de los alumnos que allí realizan su brillante labor. Si pudiera ser que la alcaldesa nos llamara un día por teléfono para que le mostremos nuestro proyecto de unión de la ciudad con el castillo mediante un funicular panorámico se estaría pensando en un bien para la ciudad y, especialmente, para que no sólo los turistas sino nuestros paisanos tomaran la decisión de adentrarse en nuestro barrio antiguo, tan necesitado de cariño y mimos, sobre todo, de los jienenses.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS