Juncker ve «alucinante» la situación en la Casa Blanca tras el despido de altos cargos

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker./Efe
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. / Efe

El presidente de la Comisión Europea dice que no quiere «perder» a Hungría y avisa de que Polonia estará «más sola» tras el 'Brexit'

EUROPA PRESSBruselas

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha considerado "alucinante" la situación en la Casa Blanca con el presidente estadounidense, Donald Trump, tras el despido de altos cargos de su Administración, el último el director de comunicación de la Casa Blanca, Anthony Scaramucci, tras diez días en el cargo.

"Estamos mejor organizados que la Administración de Trump. Ello se debe a que si hay problemas internos, estos problemas se arreglan con una conversación directa en lugar de despedir a gente", ha ironizado el jefe del Ejecutivo comunitario, asegurando que él no tiene necesidad de despedir a nadie, en una entrevista con Politico. "Es alucinante", ha admitido, para referirse a la situación en la Casa Blanca.

El jefe del Ejecutivo comunitario ha reiterado que ya reclamó a Trump que "deje de desear que otros imiten a los británicos" y decidan salir de la Unión Europea, al tiempo que ha asegurado que su "hipótesis de trabajo es que habrá Brexit", cuestión a la que le dedica "todo el tiempo que es necesario" a pesar de que hace meses su jefe de gabinete, Martin Selmayr, aseguró que no le iba a dedicar más de media hora a la semana.

"Yo no voy tan lejos como el primer ministro maltés (Joseph Muscat) que no ha descartado que no se llegará al Brexit", ha subrayado.

Balcanes y Turquía

Además, si la UE se desmembrara, como apuntó la Administración estadounidense, "los Balcanes perderían su perspectiva europea". Juncker ha admitido que no es favorable a la entrada en el bloque de los países de los Balcanes en el futuro próximo pero ha admitido que si se les retira la perspectiva europea se volvería a una situación de guerra como en los años 90.

"En este sentido, la estabilidad de la composición de la Unión Europea es una condición previa para que los Balcanes no esté de nuevo en guerra. Espero que esto lo entendiera", ha dicho, en alusión a Trump.

Respecto al difícil periodo por el que atraviesan las relaciones con Turquía, país candidato a la adhesión al bloque, Juncker ha vuelto a dejar claro que no es partidario de poner fin a las negociaciones de adhesión como piden Austria y la Eurocámara.

El ser preguntado por países de la UE problemáticos como Hungría y Polonia, Juncker ha admitido problemas internos en la Unión Europea y ha ironizado en el caso de Varsovia que estará "más sola tras el Brexit".

En cambio, ha dejado claro que no quiere "perder" a Hungría, con cuyo primer ministro, Viktor Orban, se ve y habla de forma regular y tiene "una relación cariñosa". "Hablamos regularmente, le veo regularmente porque creo que no quiero perder a Hungría", ha dicho.

Fotos

Vídeos