May despide a su numero dos tras la polémica por un caso de pornografía

Damina Green./Efe
Damina Green. / Efe

Damian Green, primer secretario de Estado y considerado como un viceministro, era una de las personas de mayor confianza de la jefa del Gobierno

EFELondres

La primera ministra británica, Theresa May, despidió anoche a su número dos, Damian Green, por violar el código de conducta ministerial a raíz del caso del hallazgo de material pornográfico en su ordenador en 2008, informó el Gobierno.

Según fuentes oficiales, a Green "se le pidió que dimitiera" después de que una investigación interna concluyera que hizo declaraciones "inexactas y engañosas" sobre lo que sabía de la pornografía, por lo que incumplió la conducta ministerial.

Green, cuyo cargo era el de primer secretario de Estado y considerado como un viceministro, era una de las personas de mayor confianza de la jefa del Gobierno.

Tras anunciarse su dimisión, el ahora ex primer secretario de Estado admitió que pudo haber sido "más claro" en sus declaraciones públicas sobre lo que sabía del material pornográfico.

Además, Green pidió disculpas a la periodista Kate Maltby por haberla hecho sentir incómoda en 2015 tras un incidente de acoso.

En una declaración, May expresó su "profundo pesar" por la salida de Green, pero puntualizó que sus acciones no estuvieron a la altura de la conducta esperada de un miembro del Gobierno.

"Mientras puedo entender -añadió- la considerable angustia que algunas alegaciones le causaron en las últimas semanas, sé que comparte mi compromiso de mantener el nivel más alto de (comportamiento) que el público exige de ministros de la Corona".

"Por lo tanto, es con profundo pesar que le he pedido que dimitiera del Gobierno y que aceptara su renuncia", señaló May.

El político era investigado en relación con el caso de Maltby y por denuncias de que accedió a imágenes pornográficas en su ordenador de su oficina en la Cámara de los Comunes en 2008.

En las últimas semanas, Green había negado ambos casos en diferentes declaraciones a la prensa. Al concluir la investigación interna del Gobierno, ésta concluyó que Green había hecho declaraciones "inexactas y engañosas".

Fotos

Vídeos