Desaparecidos 2.440 inmigrantes menores de edad desde su llegada a Italia

Menores sirios llegan al aeropuerto de Fiumicino desde Beirut./Efe
Menores sirios llegan al aeropuerto de Fiumicino desde Beirut. / Efe

Save The Children advierte de que muchos buscan «ser invisibles» para el sistema y se alejan de la protección de los refugios para intentar cruzar la frontera a otros países

EFERoma

Italia presta asistencia a 18.300 inmigrantes menores de edad que llegaron solos al país y otros 2.440 han desaparecido de su control, según los datos actualizados a 2017 recogidos en el informe «Crecer lejos de casa» de Save The Children, que se presenta este jueves con motivo de la jornada Mundial del Refugiado.

El informe señala que la presencia de menores no acompañados entre los inmigrantes que llegan por mar a Italia es una constante. En 2016 y 2017, los menores representaron el 13% de los inmigrantes que llegaron al país, porcentaje que ha aumentado hasta el 15% en 2018, ya que de las 14.330 personas que desembarcaron hasta el 11 de junio, 2.171 eran menores.

De los 18.300 menores acogidos por el sistema de recepción en Italia en 2017, el 43% está en Sicilia, adonde llegan la mayoría de los barcos que rescatan a los inmigrantes en el Mediterráneo central.

«Un pesado equipaje de violencia»

La ONG Save The Children denuncia que estos menores llegan al país ya con un «pesado equipaje», con una vida en la que han sufrido «violencia, tortura, esclavitud, privaciones y un viaje que ha durado meses e incluso años y sin un adulto de referencia en este intento de construirse un futuro en Europa».

«Hemos denunciado reiteradamente las condiciones vulnerables de estos niños y adolescentes, recopilando en los puertos de desembarco su terrible testimonio sobre la violencia cometida por los traficantes a lo largo de su viaje y en su estancia en Libia», explica el director de Save the Children Italia, Valerio Neri.

Denuncia que «los niños no pueden ser rehenes de las disputas políticas y la ayuda humanitaria debe ser una prioridad, junto con la apertura de canales legales hacia Europa e intervenciones de desarrollo en los países de origen y tránsito de inmigrantes».

El 83,7% de los inmigrantes menores no acompañados en Italia tiene entre 16 y 17 años, «pero entre ellos hay grupos particularmente vulnerables como los muy pequeños, las chicas y los que han desaparecido».

Hay 1.229 niños menores de 14 años, el 6,7% del total, de los cuales 116 (0,6%) son menores de 6 años, y 1.247 niñas (el 6,8% del total) de las que el 60% procede de solo dos países, Nigeria y Eritrea, «expuestas al riesgo de la trata y la violencia sexual», señala el informe.

«El 51% de los refugiados en el mundo son menores de edad y 11 millones de niños y niñas, solos o con sus familias, viven en albergues de emergencia, a menudo privados de la oportunidad de ir a la escuela y en condiciones sanitarias precarias», añade.

La ONG lamenta que «generaciones enteras de niños y niñas tienen como única realidad la vida en un campo de refugiados, sin escuelas ni hospitales, privados de sus derechos fundamentales y de su infancia».

«Invisibles para el sistema»

El director de Save The Children Italia destaca que la intención de muchos de los menores que llegan solos es reunirse con familiares o amigos en otros países europeos. Para no quedar bloqueados en Italia intentan «volverse invisibles al sistema y alejarse de los refugios, por lo que viven frecuentemente sin protección y asistencia, expuestos al aislamiento y a los peligros, y con la intención de cruzar las fronteras con Europa, como Ventimiglia, Chiasso o el Brennero».

«En estas fronteras, a menudo son rechazados por las autoridades francesas, suizas y austríacas. Europa no ha podido responder a estos niños, y también el procedimiento de reubicación, que preveía la redistribución segura de los solicitantes de asilo de determinadas nacionalidades entre los Estados miembros de la Unión ha sido una oportunidad perdida», denuncia Neri.

Hasta el 7 de marzo de 2018 «solo 222 menores no acompañados en Italia fueron reubicados, de los cuales 174 ya fueron transferidos a otros países europeos y los otros 48 están esperando ser transferidos».

Fotos

Vídeos