Berlusconi puede volver a presentarse a unas elecciones

Berlusconi. /Afp
Berlusconi. / Afp

La Justicia italiana rehabilita al magnate de su condena por evasión fiscal y le permite ejercer cargos públicos

DARÍO MENORRoma

Alegrón judicial para Silvio Berlusconi: el Tribunal de Vigilancia de Milán decidió ayer la rehabilitación del cuatro veces primer ministro, anulando así la inhabilitación para ejercer cargos públicos hasta noviembre de 2019 que pesaba sobre él por su condena en firme por un delito de evasión fiscal. Con esta decisión de la magistratura milanesa, que adelanta hoy el 'Corriere della Sera', el magnate recupera todos sus derechos políticos y podrá presentarse a elecciones y volver eventualmente a ser diputado o senador.

«Se ha hecho justicia», comentó Mariastella Gelmini, portavoz del partido de Berlusconi, Forza Italia (FI), en la Cámara de los Diputados. «Un calvario que ha durado cinco años y no le ha permitido ser candidato como millones de italianos le pedían. Ahora Italia podrá contar más con nosotros», destacó.

Al ex 'Cavaliere' la rehabilitación judicial le llega algo tarde para sus intereses, pues hace poco más de dos meses que se celebraron comicios legislativos y el inminente pacto de Gobierno entre el Movimiento 5 Estrellas (M5E) y la Liga parece descartar la posibilidad de que se repita una cita con las urnas. Aunque todavía está por ver el efecto que esta noticia puede tener entre los electores conservadores, la figura de Berlusconi ya no genera los consensos políticos de otras épocas. En las elecciones del 4 de marzo su partido, Forza Italia (FI), se quedó en un discreto 14% de las papeletas, viéndose superado ampliamente por la Liga, su principal aliado en la coalición de centro derecha.

La decisión del Tribunal de Vigilancia de Milán está motivada porque el código penal italiano sostiene que para conseguir la rehabilitación hay que cumplir con la pena impuesta, algo que Berlusconi ya hizo, y mostrar una «buena conducta» que demuestre la reinserción social. En este punto no falta la controversia debido al proceso en que el líder de FI está implicado por haber supuestamente pagado a varios testigos para que mintieran en el juicio sobre el 'caso Ruby'.

Con ese nombre se conoce a la muchacha de origen marroquí Karima El Mahroug, con la que el ex 'Cavaliere' mantuvo relaciones sexuales cuando la chica tenía menos de 18 años, aunque él asegura que no estaba al corriente de su edad. Pese a estos problemas judiciales abiertos, Berlusconi se ha beneficiado de que el Tribunal Supremo estableció que no se le puede negar la rehabilitación a quien se encuentre en situaciones como la suya.

Fotos

Vídeos