Alemania recuerda a los doce muertos del atentado del mercadillo navideño

Construcción de un monumento en homenaje./Efe
Construcción de un monumento en homenaje. / Efe

Este martes se cumple un año del atentado islamista en Berlín en medio de esfuerzos por mantener la normalidad y disipar los temores de un nuevo ataque

RODRIGO ZULETA (EFE)Berlín

El mercadillo navideño de Breitscheidplatz, en el centro de Berlín, se prepara para conmemorar el primer aniversario del atentado islamista en el que murieron doce personas, en medio de esfuerzos por mantener la normalidad y disipar los temores a un nuevo ataque.

Tras la reunión de hoy de la canciller alemana, Angela Merkel, con víctimas y familiares, mañana se celebrará un acto institucional en el que también participará el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, y en el que se inaugurará un monumento conmemorativo justo cuando se cumple un año del atentado.

"El recuerdo del atentado es algo que nos ha tenido ocupados todo el año", afirma en un encuentro con medios extranjeros el pastor protestante Martin Germer, párroco de la emblemática Gedächtniskirche que se levanta en la Breitscheidplatz.

La Gedächtniskirche, una iglesia con su torre destrozada desde la II Guerra Mundial, es un símbolo contra las confrontaciones bélicas y el año pasado, tras el atentado, adquirió un significado adicional.

"La gente viene aquí a encender velas para recordar a los muertos y eso se agrega al significado que ya tenía antes la Gedächtniskirche como advertencia contra la violencia", explica.

Más seguridad

Pese a la experiencia traumática, los puestos de comida, bebida y regalos navideños no sólo han vuelto a abrir este año sino que prácticamente todos los comerciantes que estaban el día del atentado siguen presentes en esta edición.

Hay cosas sin embargo que han cambiado ante el aumento de las medidas de seguridad y algunas se notan de inmediato, como la presencia de bolardos para evitar la entrada de vehículos en la plaza.

Según el encargado del gobierno de la ciudad-estado de Berlín para la atención con las víctimas y sus deudos, Roland Weber, es difícil determinar cuántas personas se vieron afectadas por el ataque.

"Hace poco me llamó una mujer de la que no sabía nada, que no sufrió heridas físicas pero quedó traumatizada; ha abandonado su trabajo, se ha ido de Berlín y vive en el sur de Alemania, donde quiere empezar una terapia", comenta como ejemplo.

El informe del comisionado del Gobierno federal para las víctimas, presentado la semana pasada y basado en el caso de 132 afectados, puso de manifiesto las trabas burocráticas a las que tuvieron que enfrentarse muchas víctimas y los errores registrados después del ataque.

Fotos

Vídeos