Ideal

Fillon dice que no perdonará a los que le han atacado a través de su mujer

Fillon y su esposa asisten a un mitin.
Fillon y su esposa asisten a un mitin. / Pascal Rossignol (REUTERS)
  • "He construido mi carrera con ella. No tenemos nada que esconder", señaló en candidato de la derecha a las presidenciales francesas

El candidato de la derecha a las presidenciales francesas, François Fillon, advirtió de que no perdonará a los que han "construido un escándalo" con acusaciones que implican a su mujer para intentar destruirlo, y que no le intimidarán. "No tengo miedo de nada, tengo la piel dura. Si me quieren atacar, que lo hagan de frente, pero que dejen a mi mujer tranquila", señaló Fillon en un mitin multitudinario en París, en el que él mismo dijo que "más de 15.000" personas.

Dirigiéndose a su esposa, Penelope Fillon, que estaba en primera fila y que dio signos de emocionarse en varias ocasiones, le dijo que la quería y que "no (perdonará) nunca" a los que han quisieron echarles "a los lobos". Una clara referencia a las revelaciones del pasado miércoles de 'Le Canard Enchaîné', según el cual su esposa estuvo contratada durante ocho años como asistente parlamentaria por el mismo Fillon y por el diputado al que cedió su circunscripción para un puesto que en realidad era supuestamente ficticio, y por el que recibió en total 500.000 euros de dinero público.

Explicó que desde el principio de su carrera política cuando con 26 años en 1981 se presentó a unas elecciones legislativas, ella estuvo a su lado, "con discreción, con entrega". "He construido mi carrera con ella. No tenemos nada que esconder", añadió antes de precisar que sólo tienen una cuenta bancaria en una oficina del banco Crédit Agricole del municipio donde tienen su residencia en Sablé, en su feudo electoral del departamento de Sarthe (oeste).

Frente a los rumores de estos últimos días sobre la posibilidad de que la derecha busque una solución de reemplazo en el caso de que el escándalo le obligara a renunciar a la candidatura, agradeció el apoyo de los asistentes a la concentración para recordar "a los que nos juzgan y nos atacan de qué material estamos hechos".

A su llegada al lugar del mitin, tanto el que fuera primer ministro durante la presidencia de Nicolas Sarkozy (2007-2012) como su mujer fueron ovacionados durante varios minutos por un público enfervorizado que agitaba banderas francesas y gritaba "¡Fillon, presidente, Fillon, presidente!"