Ideal

May confirma a Juncker y a Merkel que mantiene el calendario para el 'Brexit'

Theresa May.
Theresa May. / Kirsty Wigglesworth (Reuters)
  • No variará su postura pese a la decisión del Tribunal Superior de Londres que obliga al Gobierno a recibir la autorización del Parlamento antes de invocar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa

La primera ministra británica, Theresa May, ha confirmado hoy al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y a la canciller alemana, Angela Merkel, que mantiene el calendario previsto para el 'Brexit', la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

A través de una conversación telefónica, May ha confirmado a ambos dirigentes que no variará su postura pese a la decisión del Tribunal Superior de Londres, que obliga al Gobierno a recibir la autorización del Parlamento antes de invocar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, que iniciaría el proceso.

Un portavoz de Downing Street ha indicado que May ha mostrado su "decepción" por este dictamen y ha reiterado que el Ejecutivo británico lo recurrirá ante el Tribunal Supremo, máxima instancia judicial, que deberá pronunciarse antes de final de año.

May anunció en octubre que invocaría el Artículo 50 unilateralmente, haciendo uso de una prerrogativa real, en el primer trimestre de 2017, con el argumento de que el referéndum del pasado 23 de junio le otorgaba legitimidad para hacerlo.

En manos de Londres

Por su parte, la Comisión Europea ha dicho este viernes que el calendario para negociar la salida de Reino Unido de la Unión Europea "está en manos" del Ejecutivo de May, por lo que ha rechazado valorar si el fallo del Alto Tribunal de Londres podría retrasar más allá de marzo el arranque del proceso. "El calendario está en manos del Gobierno británico y no vamos a especular sobre la cronología", ha zanjado la portavoz, a preguntas de si teme que la decisión judicial altere los plazos previstos.

Londres sólo podrá empezar a negociar su divorcio de la Unión Europea una vez invoque el artículo 50 del Tratado de la UE, algo que los 27 Estados miembros restantes han exigido para iniciar el diálogo y que May se ha comprometido a cumplir en marzo de 2017 a más tardar. La activación de la cláusula de salida marcará el comienzo de una cuenta atrás irreversible de dos años para pactar las condiciones de salida, antes de que pasado ese periodo dejen de aplicarse los Tratados de la UE en Reino Unido.