Ideal

Hollande: «Los musulmanes son las primeras víctimas del fanatismo»

François Hollande.
François Hollande. / Charles Platiau (Efe)
  • El presidente francés llama a combatir con firmeza cualquier acto que golpee tanto esa religión como las otras

El presidente de Francia, François Hollande, ha subrayado que la población musulmana es la primera víctima del fanatismo y del fundamentalismo, y ha llamado a combatir con firmeza cualquier acto que golpee tanto esa religión como las otras.

"El islamismo radical se nutre de todas las contradicciones, de todas las influencias, miserias, desigualdades, de todos los conflictos no resueltos desde hace demasiado tiempo, y los musulmanes son las primeras víctimas del fanatismo, del fundamentalismo y de la intolerancia", ha dicho el jefe de Estado.

Su discurso ha servido para inaugurar el primer foro internacional 'Reinvenciones del Mundo Árabe' en París, en el que ha destacado la importancia de rechazar las amalgamas entre los musulmanes y quienes cometieron los atentados de la semana pasada en Francia, que se cobraron 17 víctimas.

"Debemos recordar que el islam es compatible con la democracia, que tenemos que rechazar las amalgamas y las confusiones. Los franceses de confesión musulmana tienen los mismos derechos y deberes que todos los ciudadanos. Deben ser protegidos", ha añadido.

Firmeza

Hollande ha resaltado que "el orden republicano debe ejercerse con firmeza frente a quienes la toman contra todos los lugares de culto, como sinagogas, mezquitas e iglesias", y ha insistido en que los actos antisemitas y antimusulmanes "deben ser no solo denunciados, sino castigados severamente".

Francia, en sus palabras, es "un país amigo, pero un país con reglas, principios, valores", entre los que se incluye uno que ha calificado como innegociable tanto ahora como en el futuro: "La libertad, la democracia".

El presidente galo ha recalcado su deseo de que lo sucedido no impida el desarrollo de los intercambios económicos, culturales o universitarios con el mundo árabe, y ha avanzado que va a proponer a sus socios europeos "nuevas orientaciones" para mejorar la cooperación entre las dos orillas.