Ideal

Prohibido llevar velo en la Ópera de París

Actuación en la Ópera de París.
Actuación en la Ópera de París. / Afp
  • Los trabajadores reciben instrucciones de la dirección para que impidan la entrada a las personas que lleven el rostro cubierto

Los trabajadores de la Ópera de París han recibido instrucciones de la dirección para que impidan la entrada a las personas que lleven el rostro cubierto, después de que una espectadora fuera expulsada del recinto por portar un velo islámico que ocultaba su cara, revela hoy el vespertino francés Le Monde. La nota interna -firmada por la dirección de la Ópera y dirigida a todos los empleados- fue enviada el 4 de octubre, un día después de que se produjera el incidente con la mujer, una turista procedente del golfo Pérsico.

La espectadora, que asistía con su esposo a la representación de "La Traviata" de Verdi, portaba un velo claro que le ocultaba la nariz y la boca y se encontraba en las primeras filas del público. Algunos integrantes del coro exigieron que se quitara esa prenda y, durante un entreacto, la mujer fue invitada a hacerlo o a abandonar el teatro. La pareja, según Le Monde, accedió a irse de la ópera y no reclamó el reembolso de las entradas, cuyo precio, de acuerdo con el diario, era de 231 euros cada una.

Tras ese incidente, la dirección de la Ópera de París envió la nota, en la que recuerda que la ley francesa prohíbe desde 2010 portar prendas que oculten el rostro, incluidas las que tienen significación religiosa. En el texto se precisa que debe negarse la entrada a toda persona que lleve "una prenda destinada a ocultar su rostro", incluidas aquellas que no lo cubren en su totalidad.

"Puede considerarse que el rostro está íntegramente ocultado cuando la nariz y la boca están tapadas y solo los ojos visibles", indica la circular, que precisa que están excluidos de la prohibición los trajes artísticos de los profesionales de la ópera. Se permitirán aquellos tocados de carácter religioso que no cubren el rostro, como la kipa hebrea que porta en ocasiones el director de orquesta Daniel Oren.

Los trabajadores deben esperar a un entreacto para expulsar a las personas que lleven el rostro cubierto, puntualiza la nota, que recuerda que solo la policía está habilitada para usar la fuerza en caso de negativa de los afectados. El Ministerio francés de Cultura prepara otra circular para explicar el procedimiento a seguir en caso de que haya personas con el rostro oculto en los establecimientos bajo su tutela, desde teatros a museos.

Temas