Ideal

Tres asaltantes y dos civiles mueren en el ataque al canal de televisión afgano

Soldados afganos detienen a un sospechoso en Jalalabad (Afganistán).
Soldados afganos detienen a un sospechoso en Jalalabad (Afganistán). / Efe
  • Las fuerzas de seguridad consiguen poner fin al asalto reivindicado por el grupo terrorista Provincia del Jorasán vinculado al Daesh, tras detener a uno de los atacantes

Tres miembros de un grupo que asaltó hoy la sede de la Radio Televisión Nacional de Afganistán (RTA) en Jalalabad, capital de la provincia oriental de Nangarhar, fueron abatidos por las fuerzas afganas mientras que otro civil falleció lo que eleva a al menos cinco el número de muertos.

El portavoz de la Policía de Nangarhar, Hazrat Hussain Mashriqiwal, informó a Efe de que "hasta ahora tres atacantes" de un número aún no confirmado han sido abatidos por las fuerzas de seguridad en el interior de las instalaciones del canal.

"Las fuerzas de seguridad están buscando cuidadosamente en el edificio, no sabemos si todavía hay otros atacantes con vida o estos tres eran todos", indicó.

Por su parte, el director de Salud Pública de Nangarhar, Najibullah Kamawal, señaló a Efe que hasta el momento han recibido a dos personas muertas y 17 heridas en el hospital provincial. "Los heridos están fuera de peligro, siete de ellos han recibido ya el alta tras recibir primeros auxilios", dijo.

De acuerdo con Attaullah Khogyanai, el portavoz del gobernador de Nangarhar, "un número indeterminado de atacantes" comenzó el asalto a la sede provincial de la RTA alrededor de las 10.00, hora local (5.30 GMT), donde se registraron al menos "tres explosiones".

Daesh reivindica el ataque

Las fuerzas de seguridad afganas han conseguido poner fin al asalto contra el complejo de la cadena de radiotelevisión estatal afgana RTA en la ciudad de Jalalabab, en el este de Afganistán, tras detener a uno de los asaltantes y matar a los otros cuatro milicianos que han participado en el ataque, según informa la cadena de televisión local Tolo.

La responsabilidad por este ataque ha sido reivindicada por el grupo terrorista Estado Islámico, que opera en Afganistán bajo la marca del grupo local Provincia del Jorasán. La filial de Estado Islámico ha reivindicado la autoría del asalto en un mensaje publicado en la agencia de noticias Amaq.

Fuentes gubernamentales consultadas por la cadena de televisión privada Tolo han confirmado que el asalto ha terminado este miércoles cuando las fuerzas de seguridad han abatido a cuatro milicianos y han arrestado al quinto asaltante.

El asalto

La RTA anunció que hombres armados habían atacado su sede en Jalalabad, pero no ha dado más información sobre lo sucedido hasta el momento.

Un trabajador del canal que pidió no ser identificado explicó a Efe telefónicamente que varios atacantes suicidas cargados con explosivos entraron en las instalaciones del canal, donde comenzaron un "violento" intercambio de disparos.

Ningún grupo insurgente ha reivindicado todavía la autoría del ataque. El portavoz de los talibanes Zabihullah Mujahid indicó a Efe que ese grupo no tiene "nada que ver" con el ataque.

La provincia de Nangarhar, fronteriza con Pakistán, es una de las más convulsas de Afganistán y bastión del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en el país asiático, además de tener una importante presencia de los talibanes.

Desde el fin de la misión de combate de la OTAN en enero de 2015 los insurgentes han ido ganando terreno en diversas partes de Afganistán y en la actualidad controla, tiene influencia o se disputa con el Gobierno al menos el 43 % del territorio, según datos de Washington.