Ideal

El Ejército sirio reanuda los bombardeos en Alepo

Un soldado sirio traslada a hombros a una mujer herida.
Un soldado sirio traslada a hombros a una mujer herida. / Efe
  • Los autobuses que iban a evacuar a rebeldes y civiles de la ciudad siria Alepo se retiran

  • Al menos seis personas murieron y otras 30 resultaron heridas por el impacto de decenas de cohetes

Decenas de cohetes han caído este miércoles en los barrios que quedan bajo control rebelde de la ciudad siria de Alepo, lo que supone una ruptura del acuerdo de alto el fuego, según ha denunciado una fuente opositora.

El portavoz del opositor Consejo de la Provincia de Alepo Libre, Abu Zaer al Halabi, ha señalado que los proyectiles impactaron en los distritos de Al Ansari y Al Sukari, sin que se hayan registrado víctimas.

Más información

El Observatorio Sirio de Derechos ha confirmado que hubo una explosión en el barrio de Al Salahedín, en poder de las facciones insurgentes, originada por la caída de un proyectil de artillería disparado por las fuerzas gubernamentales.

Por su parte, el Ministerio de Defensa ruso ha dicho que los rebeldes han retomado este miércoles al amanecer los ataques en Alepo y que las fuerzas del régimen de Bashar al Assad los han repelido y que continúan con sus operaciones para acabar con la resistencia.

Los autobuses de evacuación se retiran

Los autobuses que iban a transportar a los rebeldes y civiles evacuados del este de la ciudad siria de Alepo se han retirado y están regresando a sus bases, dijo hoy a Efe el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman.

Estaba previsto que la evacuación comenzara a las 05.00 hora local (03.00 hora GMT), pero no se había llevado a cabo hasta ahora y los vehículos esperaban en la zona de Al Ramusa, en el sur de Alepo, a que se aclarara la situación.

El embajador ruso ante la ONU, Vitaly Churkin, anunció el martes que el Ejército sirio había detenido sus operaciones en Alepo y que se había alcanzado un pacto para la salida de los combatientes opositores de Alepo.

Según el Observatorio, las autoridades sirias impiden la aplicación del pacto forjado entre Rusia y Turquía para una evacuación por no haber sido consultadas, mientras que los opositores acusan a Irán, porque quiere incluir en el acuerdo algún punto referido a los pueblos de mayoría chií de Fua y Kefraya.

Dichas localidades están ubicadas en la vecina provincia de Idleb y está cercadas por el Frente de la Conquista del Levante (exfilial siria de Al Qaeda) y otros grupos.

Hasta ahora, los medios oficiales sirios mantienen el silencio sobre este tema, aunque ni siquiera confirmaron ayer la existencia de un acuerdo para la evacuación de Alepo.

Por su parte, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, expresó hoy su confianza en que la situación en la parte oriental de Alepo se resuelva "en los próximos dos o tres días".

El jefe de la diplomacia de Rusia calcula que en este periodo los guerrilleros que quedan en la parte oriental de la urbe "cesarán la resistencia".

Muertos y heridos en los bombardeos

Al menos seis personas murieron y otras treinta resultaron heridas hoy por el impacto de decenas de cohetes lanzados por facciones rebeldes e islámicas contra zonas bajo el control de las autoridades en la ciudad siria de Alepo, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG precisó que los proyectiles impactaron en áreas dominadas por los efectivos gubernamentales en los distritos de Bustán al Qasr, Al Mokambo, Al Hamdaniya, Al Azamiya y la calle Nilo, en el oeste de Alepo.

Por el momento, los medios de comunicación oficiales sirios no han confirmado estas informaciones.

El embajador ruso ante la ONU, Vitali Churkin, anunció ayer que el Gobierno de Bachar el Asad ha logrado recuperar la zona este de Alepo, en manos de los rebeldes desde 2012. "Según los datos más recientes que tenemos, las hostilidades en el este de Alepo han acabado. El Gobierno sirio ha recuperado el control de la parte oriental", ha dicho Churkin.

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha instado a Siria y sus principales aliados internacionales, Rusia e Irán, a permitir urgentemente la evacuación de los civiles que siguen atrapados en la parte rebelde. Naciones Unidas ha afirmado que "no está involucrada" en los planes de evacuación, si bien ha expresado su disposición a ayudar en las tareas.