Ideal

El Daesh ataca con gas químico en Siria y deja una veintena de afectados

Destrozos tras los bombardeos en la ciudad siria de Douma.
Destrozos tras los bombardeos en la ciudad siria de Douma. / Efe
  • Los combatientes afectados presentan náuseas, fuertes dolores de cabeza y serán tratados en una unidad especializada en los daños que causan estas armas

El grupo terrorista autodenominado Estado Islámico (EI) ha perpetrado un ataque con gas químico en el norte de Siria, según han informado este domingo fuentes del Ejército turco, tras la hospitalización de 22 combatientes afectados.

"22 miembros opositores muestran en sus ojos y cuerpos síntomas de haber estado expuestos a gas químico tras un ataque con misiles del EI en la región de Haliliye de Siria", señalaron fuentes del Estado Mayor turco citadas por el diario 'Hürriyet'.

Las fuentes, que no precisaron cuándo tuvo lugar el ataque, indicaron que el EI convirtió obuses de artillería en armas químicas llenándolas con cloruro, con lo que se confirma la sospecha que ya había alarmado a Turquía de que los yihadistas recurren a ataques químicos en la región de Al Bab, en el norte de Siria.

Los combatientes afectados, miembros del Ejército Libre de Siria (ELS), fueron trasladados a la provincia turca de Kilis, situada en la frontera con Siria, donde fueron hospitalizados y sometidos a un tratamiento en una unidad especializada en los daños que causan armas químicas, biológicas y radiactivas.

Según la agencia semipública turca Anadolu, mostraban náuseas y fuertes dolores de cabeza, que son los primeros síntomas de un ataque químico.

Operación turca

En un comunicado, el ejército turco también informó de que un combatiente murió y otros 14 resultaron heridos en enfrentamientos contra el EI en el marco de la operación turca 'Escudo de Éufrates', iniciada el pasado 24 de agosto con la entrada de las fuerzas armadas turcas en terreno sirio, en apoyo al ELS.

Además, las bombas de cazabombarderos de las Fuerzas Aéreas turcas destruyeron cuatro objetivos del EI. Entre 300 y 500 soldados turcos participan en la citada operación, la más ambiciosa lanzada por Turquía en suelo sirio desde el inicio del conflicto en el país árabe en 2011.

Las autoridades turcas han indicado que la operación se dirige tanto contra el EI como contra las Unidades de Protección del Pueblo (YPG, en sus siglas en kurdo), una milicia kurdosiria que cuenta con el apoyo de Estados Unidos pero que Ankara combate por considerarla una organización terrorista.