Ideal

Netanyahu no permitirá que sus militares sean denunciados ante la Corte Penal Internacional

Benjamín Netanyahu.
Benjamín Netanyahu. / Daniel Bar On (Efe)
  • Responde así a la decisión del presidente palestino de pedir la adhesión al Estatuto de Roma que regula la actividad del organismo

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha afirmado que su Gobierno no permitirá que altos mandos y oficiales del Ejército sean llevados a tribunales internacionales en demandas alentadas por los palestinos.

"No vamos a permitir que los soldados y los comandantes del Ejército sean llevados ante la Corte Penal Internacional de La Haya", ha dicho Netanyahu al iniciar la sesión semanal del Consejo de Ministros, ante el que ha acusado a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) de haber elegido la "confrontación" con Israel.

En su breve alocución, ha expresado que "no vamos a quedarnos de brazos cruzados" ante la iniciativa palestina de adherirse al Estatuto de Roma, que regula la actividad de la Corte Penal Internacional (CPI), y que llegado el caso su Gobierno defenderá a estos soldados "con fuerza y determinación". "Los soldados continuarán defendiendo el Estado de Israel con fuerza y determinación, y al igual que ellos nos defienden, vamos a defenderles con la misma fuerza y determinación", ha sostenido Netanyahu.

El miércoles, tras el fracaso en hacer pasar una resolución ante el Consejo de Seguridad de la ONU para poner fin a la ocupación, el presidente palestino, Mahmud Abás, firmó las peticiones de adhesión a una veintena de tratados y convenciones internacionales, entre ellos el Estatuto de Roma. Ello podría haber la puerta a una serie de demandas palestinas contra gobernantes y militares israelíes por crímenes de guerra y violación de derechos humanos en territorio ocupado, aunque se trata de arma de doble filo porque los líderes palestinos también quedarían expuestos.