Ideal

Kerry afirma haber recibido «compromisos» para calmar la situación en Jerusalén

John Kerry, Benjamin Netanyahu y Abdalá II.
John Kerry, Benjamin Netanyahu y Abdalá II. / Yousef Ayan (Efe)
  • El secretario estadounidense se ha reunido en Amán con el Rey Abdalá II y Benjamin Netanyahu para intentar sofocar la tensión en torno a la ciudad santa

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry , ha dicho haber recibido "firmes compromisos" por parte del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, el presidente palestino, Mahmud Abás, y el rey jordano, Abdalá II, para calmar la situación en Jerusalén.

Kerry afirmó que los tres líderes se comprometieron a dar "pasos reales y constructivos para reducir la intensidad" de la creciente tensión que recientemente ha tenido lugar en Jerusalén Este.

Kerry realizó estas declaraciones en una rueda de prensa en Ammán celebrada después de una reunión conjunta con Netanyahu y Abdalá II. "El primer ministro Netanyahu reafirmó fuertemente el compromiso de Israel de mantener el "status quo" de la mezquita de Al Aqsa y de llevar a cabo este paso", dijo Kerry , que agregó que "el rey Abdalá II acordó tomar medidas para prevenir posibles tensiones futuras".

Kerry mantuvo también durante el día de hoy una reunión privada con el presidente palestino, Mahmud Abás, que calificó de "productiva". El jefe de la diplomacia estadounidense señaló que Abás acordó además "crear un clima en el que se pueda avanzar de manera positiva y constructiva".

Kerry anunció también que, durante el encuentro con Netanyahu y Abdalá II, llamó por teléfono al presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, al que instó a contribuir en la coalición internacional liderada por Washington que lucha contra posiciones del grupo Estado Islámico (EI) en Irak y Siria. Las fuerzas de seguridad israelíes irrumpieron recientemente en la Explanada de las Mezquitas, en Jerusalén Este, y lanzaron granadas contra la mezquita de Al Aqsa, tercera en la jerarquía del islám, para aplacar las protestas de palestinos que se desencadenaron a raíz de la visita al lugar de ultranacionalistas judíos.

Esta situación ha provocado un deterioro en las relaciones entre Tel Aviv y Ammán, que decidió la semana pasada llamar a consultas a su embajador en la capital israelí. Además, la visita de Kerry se produce tan solo dos días después de que Israel aprobara de forma preliminar la construcción de 200 nuevas viviendas en Jerusalén Este, parte palestina de esta disputada ciudad.