El 77% de los inmigrantes jóvenes que viaja por el Mediterráneo central sufre abusos

Un niño, a su llegada a Alemania.
Un niño, a su llegada a Alemania. / Efe

El estudio se basa en los testimonios de 22.000 personas y certifica que el riesgo de ser víctima de la explotación y la trata es mayor entre los menores de 25 años

EFEBruselas

El 77% de inmigrantes y refugiados adolescentes y jóvenes que intenta llegar a Europa por la ruta del Mediterráneo central sufre abusos, explotación y prácticas que pueden equivaler al tráfico de personas, según un informe de Unicef y la Organización Internacional para las Migraciones publicado hoy.

El estudio, basado en los testimonios de 22.000 personas, incluidos 11.000 jóvenes (entre 18 y 24 años) y adolescentes (entre 14 y 17), también certifica que el riesgo de ser víctima de la explotación y la trata es mayor entre los menores de 25 años que entre quienes han cumplido o superado esa edad, pues la probabilidad casi se duplica en el Mediterráneo oriental y es un 13% mayor en la ruta central.

Además, la investigación concluye que los adolescentes y jóvenes procedentes del África subsahariana corren un riesgo mayor de sufrir explotación y verse afectados por la trata que los procedentes de otras partes del mundo. Así, el 65% de los subsaharianos que llega a Europa por el Mediterráneo oriental ha padecido algún tipo de explotación, frente al 15 % originario de otras regiones que recorre la misma ruta.

En el caso del Mediterráneo central, el 83% de subsaharianos frente al 56% de personas de otras nacionalidades experimenta algún tipo de explotación o tráfico. Según UNICEF y la Organización Internacional para las Migraciones, el racismo es "probablemente un factor subyacente importante" detrás de esa diferencia.

Igualmente, los adolescentes y jóvenes que viajan solos o durante largos periodos de tiempo, así como aquellos que poseen menores niveles de educación también son muy vulnerables a la explotación de los traficantes y los grupos criminales durante sus trayectos. Según el informe, la ruta del Mediterráneo central es "particularmente peligrosa", dada la anarquía en Libia, junto con la presencia de las milicias y la criminalidad.

"La dura realidad es que ahora es una práctica habitual que los niños que se desplazan por el Mediterráneo sean víctimas de abusos y tráfico, sean golpeados y sufran discriminación", declaró el director regional de UNICEF y coordinador especial para la crisis de refugiados e inmigrantes en Europa, Afshan Khan.

Agregó que los líderes de la Unión Europea deberían poner en marcha "soluciones duraderas" que incluyan rutas migratorias "seguras y legales", e instó a establecer corredores de protección y a buscar alternativas a la detención de inmigrantes menores de edad.

Fotos

Vídeos