El tren descarrilado en EE UU no tenía sistema automático de seguridad

El tren descarrilado en EE UU no tenía sistema automático de seguridad

La investigación trata de determinar por qué el tren circulaba a casi el triple de la velocidad permitida y si que el conductor no estuviera familiarizado con la nueva ruta fue la causa

EUROPA PRESSMadrid

La investigación en torno al descarrilamiento de un tren cerca de la ciudad estadounidense de Seattle, un suceso que se saldó con al menos tres muertos, apunta a que carecía del sistema automático de seguridad, según las autoridades.

Bella Dinh-Zarr, una responsable de la Agencia Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB), ha detallado que la locomotora "estaba en proceso de tener instalado el PTC -Control Positivo del Tren-, pero aún no era funcional". Asimismo, ha señalado que los frenos del tren fueron activados, agregando que se están investigando todos los factores, incluida una posible distracción por parte del conductor.

El PTC es un sistema diseñado para evitar accidentes y reducir los errores humanos y permite, entre otras cosas, aplicar restricciones de velocidad en caso de que se superen los niveles de precaución.

Más información

La propia Dinh-Zarr desveló a última hora del lunes que el tren circulaba antes de su descarrilamiento a 80 millas por hora (unos 130 kilómetros por hora) cuando la velocidad permitida en ese tramo era de 30 millas por hora (unos 50 kilómetros por hora).

Dinh-Zarr dijo que no está claro por qué el tren iba tan rápido en ese tramo o si el hecho de que el conductor no estuviera familiarizado con esta nueva ruta, de Seattle a Portland, podría ser la causa del accidente.

Tres muertos y decenas de heridos

El accidente tuvo lugar el lunes a las 7.33 horas, cuando el tren viajaba a medio camino entre las localidades de Tacoma y de Olympia. El balance oficial del siniestro es de tres personas muertas y cerca de un centenar de heridos. En la tarde del lunes, un responsable federal elevó el balance a seis muertos pero posteriormente ha sido rebajado a los tres fallecidos de los que se había informado inicialmente.

En todo caso, se trata de un balance provisional porque los investigadores todavía están analizando los restos del tren, que descarriló y cayó sobre varios automóviles en una autopista cercana.

El tren viajaba con 77 pasajeros y siete miembros de la tripulación, según ha señalado la compañía operadora, Amtrak. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado en un mensaje publicado en su cuenta personal de Twitter que el accidente del tren demuestra la necesidad de aumentar el gasto en infraestructuras.

Fotos

Vídeos