Flynn testifica que Trump le dio «orden directa de entablar contacto» con Rusia

Michael Flynn, exasesor de Seguridad Nacional para la Casa Blanca./EFE
Michael Flynn, exasesor de Seguridad Nacional para la Casa Blanca. / EFE

El exasesor de Seguridad Nacional se ha declarado culpable de mentir al FBI respecto a la posible injerencia rusa durante las últimas elecciones presidenciales

AGENCIASNueva York

Michael Flynn, exasesor de Seguridad Nacional para la Casa Blanca, se ha declarado este viernes culpable de haber mentido al FBI al respecto de sus conversaciones con el embajador ruso en Estados Unidos, hechos por los que podría ser condenado a cinco años de cárcel.

Durante una audiencia en la corte del Distrito de Columbia, Flynn ha admitido sus mentiras sobre los contactos que mantenía con el embajador, Sergei Kisliak, en plena polémica por la posible injerencia rusa en las últimas elecciones presidenciales de EE UU.

El exasesor se ha comprometido a colaborar con el fiscal especial, Robert Mueller, en una investigación que podría desembocar en más imputaciones si se confirma que el entonces candidato Donald Trump dio a Flynn "orden directa de entablar contacto" con Rusia, según ha indicado la cadena televisiva ABC News.

La campaña de Trump y su posterior administración han negado esta clase de contactos, pero igualmente Flynn se ha declarado culpable ante el tribunal tras ser acusado formalmente por el Departamento de Justicia. Así, Flynn ha reconocido que el 24 de enero mintió al FBI durante un interrogatorio sobre el diálogo que tuvo con Kisliak a tenor de sanciones que Barack Obama impuso a Rusia el 29 de diciembre de 2016 por instigar el robo de documentos del Partido Demócrata.

«Declaraciones y descripciones materialmente falsas»

El pliego de cargos emitido por Mueller había acusado a Flynn de "emitir, de manera voluntaria e intencionada, declaraciones y descripciones materialmente falsas, ficticias y fraudulentas [sobre sus reuniones con Kisliak]". Estas conversaciones supusieron un escándalo porque entonces Obama aún era presidente y el equipo de Trump no estaba autorizado para tomar decisiones con Gobiernos extranjeros.

Trump pidió a Flynn que dimitiera el 13 de febrero por haber mentido al vicepresidente, Mike Pence, y a otros altos oficiales sobre el contenido de esas conversaciones con Kisliak. En este contexto, el abogado de la Casa Blanca, Ty Cobb, ha reiterado este viernes que ningún empleado del actual Ejecutivo yanqui tiene nada que temer sobre cualquier confesión del exasesor.

Cobb ha señalado que "no hay nada en esta declaración de culpabilidad que implique a cualquier otra persona que no sea el señor Flynn". "Su declaración abre el camino a una conclusión rápida y razonable de la investigación que lidera el señor Mueller", según la declaración de Cobb, quien ha acusado a Flynn de "repetir ante el FBI las mismas falsedades" que relató a Pence.

Fotos

Vídeos