El autor del tiroteo de Florida quiere declararse culpable para evitar la pena de muerte

Nikolas Cruz. /Afp
Nikolas Cruz. / Afp

Fue expulsado del instituto el año pasado tras una pelea con la pareja de su exnovia y participó en una formación paramilitar de un grupo supremacista blanco

AGENCIASMadrid

La defensa de Nikolas Cruz, el autor confeso de la matanza de 17 personas en una secundaria de Parkland (Florida), ofrecerá declararse culpable de los crímenes para salvarse de ser sentenciado a la pena de muerte. Autoridades del condado de Broward confirmaron la oferta, que sin embargo, debe se aprobada o rechazada por el estado de Florida, según publicaron hoy medios locales.

"Esta es una oportunidad para dejar atrás el caso criminal y ayudar a que las familias de las víctimas comiencen a intentar retomar partes de sus vidas para que nuestra comunidad se recupere y descubran cómo impedimos que estas cosas vuelvan a suceder", ha señalado el abogado de oficio del condado de Broward, Howard Finkelstein, según ha recogido la cadena estadounidense CNN. Finkelstein, cuya oficina representa al asesino confeso, ha asegurado que no hay duda de que Cruz es culpable de asesinar a 14 estudiantes y tres miembros del personal en Parkland. "La única pregunta es, ¿debe vivir o morir?", ha añadido.

La fiscal general de Florida, Pam Bondi, señaló hoy a medios de prensa que está "segura" que los fiscales buscarán la pena de muerte para Cruz. Su abogada Gordon Weekes calificó al autor de la matanza como un joven problemático y que se encuentra "profundamente arrepentido" y "consciente de lo que está pasando" durante la audiencia de este jueves en la que le presentaron cargos.

Más información

La juez Kim Theresa Mollica dictaminó prisión sin fianza para Cruz, quien compareció en la corte con un mono naranja y nunca estableció contacto visual con la magistrada. El joven, que había recibido tratamiento psiquiátrico durante un tiempo en una clínica de problemas mentales, había sido expulsado del instituto de Parkland el año pasado tras una pelea con la pareja de su exnovia y había participado en una formación paramilitar de un grupo supremacista blanco llamado República de Florida.

Al menos 17 personas murieron y 15 resultaron heridas, de los cuales 3 permanecen en estado crítico, en el tiroteo registrado este miércoles en el interior del instituto Marjowy Stoneman Douglas de la localidad de Parkland, en el estado estadounidense de Florida. Doce fallecieron en el interior del instituto, dos en el exterior, uno en una calle aledaña y otros dos en el hospital, según la cadena de televisión Fox News.

Trump visita a los heridos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, realizó hoy una visita sorpresa a un hospital de Florida donde están ingresados supervivientes del tiroteo. El mandatario y la primera dama, Melania Trump, visitaron el hospital Broward Health North Hospital, situado en Pompano Beach y uno de los centros que recibió a algunos heridos durante la matanza, en una visita que no había sido anunciada por la Casa Blanca.

Fotos difundidas por el pool de prensa que lo acompaña muestran a Trump y a Melania caminando por los pasillos del centro médico, tras visitar a siete supervivientes del ataque que siguen hospitalizados, además de agradecer y felicitar a los médicos por el "increíble trabajo" que han hecho con los heridos. "Es triste que algo así pueda pasar", señaló el presidente en relación a la matanza en las escuetas declaraciones que dio a los periodistas que lo acompañan, mientras caminaba por los pasillos del hospital, guiado por el cirujano Igor Nichiporenko. Destacó además la velocidad en la respuesta del personal médico para atender a las víctimas.

Tras la visita, el grupo se trasladó a la ciudad de Fort Lauderdale, donde se encuentra la sede central de la Oficina del Alguacil del Condado Broward, y sostuvo ahí un encuentro con el jefe de esta dependencia, Scott Israel, acompañado además del gobernador de Florida, Rick Scott, y de la fiscal estatal, Pam Bondi. Alrededor de una mesa circular, y con imágenes vía satélite de la escuela en dos pantallas, el presidente se reunió allí con los agentes que participaron en el operativo que terminó con la captura del autor de la matanza y les reconoció sus esfuerzos.

El presidente felicitó especialmente a Mike Leonard, del Departamento de Policía de Coconut Creek, quien localizó y aprehendió a Cruz, si bien este oficial no le dio mayor importancia a su labor, y le sugirió que sea menos modesto. "Eso fue tan modesto, yo lo hubiera dicho de una manera muy diferente", bromeó Trump, entre risas de los policías. "Hubiera dicho que sin mí que nunca lo hubieran encontrado", agregó. El presidente se permitió otra broma cuando sugirió un aumento de salario a los agentes que respondieron al aviso del tiroteo.

En el encuentro con los agentes policiales, Trump saludó el trabajo de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), a pesar de que esta mañana la agencia reconoció que había cometido un error al no haber seguido los protocolos oportunos cuando fue alertado en enero del comportamiento agresivo de Nikolas Cruz. "Buen trabajo, realmente buen trabajo", dijo el presidente a un agente de esta agencia federal presente en la reunión con los oficiales. "Tuvimos mucha gente del FBI aquí rápidamente. Muy buen trabajo, muchas gracias", añadió.

El gobernador Scott, presente en el encuentro, sugirió horas antes que el director del FBI, Christopher Wray, renuncie por fallar en investigar una pista que hubiera alertado sobre el perfil del autor de la matanza en la escuela de Florida.

Temas

Sucesos

Fotos

Vídeos