Ideal

Trump culpará al sistema judicial si «pasa algo» malo por suspender su veto

video

Dos mujeres protestan en Hong Kong contra la política migratoria de Trump. / Afp | Vídeo: Atlas

  • Un tribunal federal de apelaciones rechaza la petición del Gobierno estadounidense para levantar la anulación de la orden migratoria del presidente

  • El vicepresidente de EE UU, Mike Pence, asegura que van a ganar «esta batalla judicial»

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho que el sistema judicial del país tendrá la culpa si "pasa algo" malo a raíz de la suspensión de su veto migratorio, y que su Gobierno está examinando "muy cuidadosamente" a los inmigrantes y refugiados que llegan al país ahora que el decreto está bloqueado.

"Simplemente no puedo creerme que un juez haya puesto a nuestro país en tanto peligro. Si algo pasa, la culpa será suya y del sistema judicial. La gente se está colando (en el país). ¡Mal!", escribió Trump en su cuenta oficial de Twitter.

"He instruido al Departamento de Seguridad Nacional a examinar a la gente que llega a nuestro país MUY CUIDADOSAMENTE. ¡Los tribunales están haciendo muy difícil este trabajo!", añadió Trump.

Trump usará "todos los medios legales a su disposición" para restaurar el veto migratorio a los refugiados y los ciudadanos de siete países, bloqueado desde este viernes pasado por un juez federal, según ha asegurado este domingo el vicepresidente estadounidense, Mike Pence. "Vamos a ganar esta batalla" judicial, ha afirmado Pence en una entrevista a la cadena de televisión Fox News.

Según Pence, "seguiremos usando todos los medios legales a nuestra disposición para suspender esa orden (del juez que bloqueó el veto migratorio) y dar los pasos necesarios para proteger a nuestro país".

El Gobierno de Trump inició este sábado un proceso de apelación de la decisión del juez federal James Robart, quien el viernes bloqueó temporalmente el veto migratorio que desde hacía más de una semana impedía la entrada al país de los refugiados y de los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana (Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Irán y el Yemen).

El Ejecutivo pidió a la Corte de Apelaciones del Noveno Distrito, con sede en San Francisco (California), que restaurara inmediatamente el veto migratorio bloqueado por el tribunal inferior.

Pence reconoció la autoridad del juez

Pero Pence reconoció, en otra entrevista a la cadena ABC News, que el juez federal "ciertamente" tenía la autoridad de decidir sobre el decreto de Trump si así lo deseaba, dada la separación de poderes en Estados Unidos.

Trump pareció cuestionar esa autoridad del magistrado al llamarlo "supuesto juez" y acusarle de "arrebatar al país la capacidad de aplicar la ley", en un mensaje publicado este sábado en su cuenta oficial de la red social Twitter.

"Creo que los estadounidenses están muy acostumbrados a que el presidente diga lo que piensa muy directamente", respondió Pence al ser preguntado sobre las críticas de Trump al juez.

Según expertos legales, es probable que la batalla sobre el veto migratorio de Trump acabe relativamente pronto en el Tribunal Supremo. "No tengo ninguna duda de que este caso llegará al Supremo", aseguró hoy la senadora demócrata Dianne Feinstein a la cadena Fox News.

Rechazan las apelaciones de Trump

Un tribunal federal de apelaciones ha rechazado la petición del Gobierno estadounidense para levantar la anulación de la orden migratoria del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos había recurrrido este sábado ante el Tribunal de Apelaciones del Circuito Noveno la decisión del juez federal de Seattle James Robart de suspender de forma inmediata la orden ejecutiva, ha informado la cadena CNN. Ha sido este mismo tribunal el que se ha pronunciado con inusitada rapidez a la hora de rechazar la apelación, según el dictamen recogido por Buzzfeed News.

"La petición para una permanencia administrativa de la orden, pendiente de total consideración, ha sido denegada", según el dictamen, que implica que la orden migratoria permanecerá suspendida este domingo a la espera de una decisión definitiva. Ésta no tendrá lugar hasta que el Departamento de Justicia emita una respuesta a la sentencia provisional de Apelaciones, lo que no ocurrirá, como mínimo, hasta mañana por la tarde.

Enfrentamiento con la Judicatura

Termina de momento el enfrentamiento abierto entre la Casa Blanca y la Judicatura de Estados Unidos sobre la validez de un veto migratorio que ha recibido críticas de la comunidad internacional, de numerosas ONG, de la bancada demócrata e incluso del propio Partido Republicano, algunos de cuyos miembros criticaron la apresurada entrada en vigor de la orden.

Hay que recordar que el decreto aprobado por Trump suspende durante cuatro meses las concesiones del estatus de refugiado, impone una moratoria provisional -durante tres meses- a la entrada de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana y paraliza el Programa de Admisión de Refugiados. Los países afectados son Irak, Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán y Yemen.

Para agravar aún más el enfrentamiento con la Judicatura, Trump ha dedicado el fin de semana a cuestionar a través de Twitter no solo la anulación de la orden por suponer un ataque contra una medida de seguridad antiterrorista -descrita por sus críticos como un veto directo a los musulmanes-, sino la cualificación del magistrado Robart, al que describió como "supuesto juez".