Ideal

Trump mintió en un debate electoral o en un juicio bajo juramento, según la revista 'Newsweek'

Donald Trump.
Donald Trump. / Afp
  • El magnate negó en un debate en 2015 que hubiera presionado a Bush para lograr que se legalizara el juego en Florida, pero en un juicio en 2007 sí afirmó que trató de influir en Jed Bush para conseguirlo

El candidato presidencial republicano, Donald Trump, mintió en un debate electoral con otros precandidatos de su formación en 2015 o lo hizo años antes en una declaración bajo juramento ante un tribunal estadounidense, según ha asegurado la revista 'Newsweek'. En un debate entre los precandidatos del Partido Republicano celebrado en septiembre de 2015, Trump se enfrentó a Jeb Bush, quien le acusó de haberle presionado para intentar que, desde su cargo de gobernador de Florida, cambiara la legislación para permitir la instalación de casinos y casas de apuestas.

El magnate negó en ese debate que hubiera presionado a Bush para lograr que se legalizara el juego y Bush le insistió en varias ocasiones en que sí lo hizo. Trump se jacta en sus mítines de que conoce mejor que nadie el sistema porque durante décadas ha influido en los dirigentes políticos destinando importantes donaciones económicas para lograr sus objetivos. De hecho, ha llegado a decir que es el único candidato ajeno al sistema que puede limpiarlo de corrupción.

Durante un debate celebrado en septiembre de 2015, Bush aseguró que Trump había intentado comprarle con donaciones para que cambiara sus decisiones políticas. "Él quería casinos en Florida", afirmó el exgobernador de ese estado. Trump le interrumpió para negarlo. "No lo hice", aseguró. "Es totalmente falso", apostilló luego. "Lo querías y no lo conseguiste porque me opuse", le replicó Bush, a lo que el magnate respondió que si hubiera querido, lo habría conseguido.

La rotundidad que mostró Trump en el debate de septiembre de 2015 al negar que intentara comprar a Bush contrasta, según la revista 'Newsweek', con su propia declaración ante un tribunal en 2007, en un pleito contra Richard Fields, un antiguo colaborador suyo que le ayudó a intentar que el juego se legalizara en Florida.

Bajo juramento, Trump dijo entonces que quería que se legalizaran los casinos y reconoció que no lo consiguió porque le falló su trabajador y que trató de influir en Jeb Bush. "Yo hablé con el gobernador electo Bush. Yo había sido uno de los grandes recaudadores para su exitosa campaña, la más exitosa que había tenido hasta ese momento", afirmó.

Cuando el abogado le preguntó si sabía que Bush se oponía a la legalización del juego, el empresario le contestó que creía que "podría convencerle de otra manera" para que hubiera casinos en su estado. "Usted nunca logró que cambiara su postura contra el juego, ¿no?", le dijo el letrado, a lo que Trump contestó que "en realidad" no tuvo oportunidad porque su colaborador encargado de ese tema presentó su dimisión.

Según la revista estadounidense, las dos declaraciones divergentes demuestran que Trump mintió, ya sea en el debate electoral republicano o delante de un juez bajo juramento, lo que supondría que incurrió en "perjurio".