Ideal

Obama revela hoy su plan para encarar el problema migratorio

Barack Obama.
Barack Obama. / Michael Reynolds (Efe)
  • El presidente de EE UU anunciará medidas ejecutivas en este terreno en un discurso que pronunciará en Las Vegas

  • El paquete de actuaciones permitirá que muchos padres de niños que son ciudadanos estadounidenses o residentes legales obtengan permisos de trabajo y eviten así la amenaza de la deportación

  • Los republicanos ya han advertido al mandatario de que si actúa por decreto, podrían bloquear sus iniciativas en otros ámbitos

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunciará hoy en la ciudad estadounidense de Las Vegas medidas ejecutivas en materia migratoria, adelantan medios locales que citan fuentes oficiales.

Se espera que Obama haga el anuncio en la escuela secundaria Del Sol High School, donde dio su primer discurso sobre inmigración en su segundo mandato, de acuerdo con fuentes conocedoras del plan de la Casa Blanca.

Obama indicó, tras las elecciones legislativas del pasado 4 de noviembre, en las que los republicanos lograron la mayoría en la Cámara de Representantes y el Senado, que adoptaría medidas ejecutivas antes de finales de año, ante la falta de acuerdo en el Congreso para aprobar una reforma migratoria.

El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jeh Johnson, que ha hablado hoy en el National Press Club de Washington, ha señalado que las acciones ejecutivas de Obama en materia migratoria de "los próximos días" serán "integrales" y abordarán diversos aspectos, incluida la seguridad fronteriza. Jeh ha confesado además que está "decepcionado" por el "carácter volátil" que el asunto tiene en la política estadounidense y ha subrayado la necesidad de reconocer la urgencia de solucionar los fallos del sistema migratorio.

Bloqueo republicano

El Senado aprobó un proyecto de ley el pasado año, todavía con mayoría demócrata, que quedó estancado en la Cámara de Representes, donde los republicanos tienen la mayoría desde 2010.

Los republicanos se han mostrado en contra de que el presidente "actúe por su cuenta" porque consideran que excede su autoridad y han advertido de que, si adopta las medidas ejecutivas en materia migratoria, dificultará la cooperación en otros asuntos.

Según comenzó a filtrarse la semana pasada, el plan de Obama permitirá que muchos padres de niños que son ciudadanos estadounidenses o residentes legales obtengan permisos de trabajo y eviten así la amenaza de la deportación. Esa pieza del plan podría afectar a entre 2,5 y 3,3 millones de personas, dependiendo del tiempo de permanencia en el país (diez o cinco años) que se fije como requisito para los potenciales beneficiarios.

Obama evalúa, además, ampliar la protección que ya existe para los jóvenes indocumentados que llegaron a EE UU cuando eran niños y extenderlas también a sus padres, lo que beneficiaría a más de un millón de inmigrantes.