Diez muertos en un atropello múltiple deliberado en Toronto

Lugar del incidente. / CTV Ottawa

El conductor de una camioneta se subió a una acera y embistió a los peatones que encontró a su paso | Hay también 15 heridos

MERCEDES GALLEGOCorresponsal en Nueva York (Estados Unidos)

El límite de velocidad era de 45 kilómetros por hora, pero la furgoneta blanca de alquiler que se montó en la acera de una avenida canadiense iba a toda velocidad, según los testigos. Pasó por encima de los peatones, la boca de agua para los bomberos y todo lo que encontró por delante, sin frenar durante varias manzanas hasta que desapareció de la vista. El Jefe de Policía adjunto, Peter Youen, confirmó en un primer balance que el conductor había causado nueve muertos y 16 heridos, pero finalmente uno de quienes se encontraban en grave estado falleció y aumentó la cifra a diez.

La escena de cuerpos volando y guardabarros por el suelo que vieron los habitantes de Toronto es familiar en ciudades como Nueva York, Barcelona, Londres, Estocolmo, Ohio, Jerusalén y Niza, el atentado que abrió está estremecedora ola terrorista con la friolera de 87 muertos.

Un cuerpo cubierto con un plástico naranja en la avenida Tolman y otro a media manzana cubierto con un toldo negro indicaban lo peor. Alguien llamado Mark aseguró a City News haberle tomado el pulso a un hombre que «aparentemente estaba muerto», dijo el testigo. «Los zapatos estaban a 30 metros, el golpe había sido muy fuerte», añadió.

La carnicería de piernas destrozadas y cuerpos gimiendo se desplegaba a lo largo de dos kilómetros, en clara prueba de que el conductor del vehículo no intentó disminuir la velocidad sino que, por el contrario, pisó el acelerador. «Había una niña a tres metros mía, estoy seguro de que estaba muerta», insistía otro testigo, Cam Clark, en declaraciones a la emisora 680 News. Algunos, incluso, aseguran haber oído disparos, algo que tampoco ha sido confirmado.

El autor fue detenido poco después a sólo unas cuantas manzanas tras darse a la fuga. Para el atentado eligió una calle amplia, Yonge, en el cruce con la avenida Finch, cerca del North York Civic Center. «Kill me!», parece que grita en un vídeo de su detención colgado en las redes sociales («¡Matadme!»). Fuentes de MSNBC dicen que el autor «era conocido por la Policía».

Identificado

Agencias.-El detenido por la Policía de Toronto como supuesto autor del atropello ha sido identificado por medios canadienses como Alex Minassian, de 25 años y no está relacionado con ningún grupo terrorista.

La Policía felicita al agente que se negó a disparar al autor del atropello

La Policía de Toronto ha felicitado al agente que se negó a disparar a Alek Minassian, el presunto autor del atropello múltiple que ha tenido lugar este lunes en la ciudad y que se ha saldado con diez muertos y una quincena de heridos.

A pesar de que el sospechoso aseguró tener un arma en su poder e instó al policía a matarle, el agente se negó y dijo que «no importaba» y le conminó a poner las manos en alto y tumbarse en el suelo, una actitud que ha sido elogiada por sus compañeros.

«Estaba claro que el sospechosos quería ser ejecutado. Estaba buscando que un policía le disparara», ha indicado Gary Clement, un antiguo superintendente de la Policía Montada de Canadá con 34 años de experiencia a sus espaldas. «Diría que este individuo se ha encontrado con el agente de Policía adecuado, nadie sabe cómo van a reaccionar y en ese tipo de situaciones se reacciona de manera inconsciente. Este agente lo ha hecho de forma muy madura», ha añadido.

El jefe de la Policía de Toronto Mark Saunders ha afirmado que el comportamiento del agente refleja «el gran entrenamiento que reciben los policías». «Se les enseña a usar la menor fuerza posible en cualquier situación», ha aseverado. En un vídeo difundido por la cadena de televisión local CBC se puede observar cómo el presunto autor del atropello insta al policía a matarle tras fingir que iba a dispararle en varias ocasiones. La respuesta del agente ha sido recibida como un ejemplo de contención en un momento de caos.

Los tibios rayos de la primavera tras un largo invierno habían sacado de casa a más gente de la habitual, en lo que parecía una mañana idílica hasta que la diabólica furgoneta blanca aparecía sobre la acera a las 1.30 de la tarde hora local. «Ha ocurrido un trágico incidente», declaró solemne el alcalde de la ciudad John Tory. «Espero que nos recuerden alrededor del mundo por ser inclusivos y tener una sociedad diversa. Es hora de estar lo más calmados que podamos, espíritu de unidad, solidaridad y sentido de la calma», señaló el edil. «Mis pensamientos están con los afectados y los equipos de emergencia», añadió sin dar detalles.

Temas

Toronto

Fotos

Vídeos