Once muertos por la explosión de una fábrica textil en Bangladesh

Rescate en la fábrica de Gazipur./Fahad Kaizer
Rescate en la fábrica de Gazipur. / Fahad Kaizer

Una caldera explotó en Multifabs Limited, que aunque cuenta con 6.000 empleados, la mayoría estaban ausentes por el fin del Ramadán

EFEDacca

El número de muertos por la explosión de una caldera en una fábrica textil en el centro de Bangladesh ha aumentado a once, según el último recuento de los equipos de rescate, mientras siguen las labores para hallar a más personas entre los escombros.

"El lunes encontramos ocho cuerpos y dos más esta mañana, cuando volvimos a remover los escombros. No estamos seguros de si hay más porque nadie nos ha dado un informe detallado de desaparecidos", explicaba Akteruzzaman, subdirector adjunto del servicio de bomberos del distrito de Gazipur, donde ocurrió el accidente.

Según Akteruzzaman, otras 50 personas resultaron heridas, de las cuales una de ellas falleció tras ser hospitalizada, elevando la cifra total de muertos a once.

Explotó una caldera

El accidente ocurrió a última hora de la tarde de ayer en la fábrica textil Multifabs Limited, que aunque cuenta con 6.000 empleados, la mayoría de ellos se encontraban de vacaciones por las festividades por el fin del mes sagrado musulmán de Ramadán.

"La fábrica estuvo cerrada hasta el lunes y no fue hasta la tarde que encendimos la caldera. Una de las dos calderas explotó una hora después de encenderla", explicó el presidente y director ejecutivo de Multifabs Limited, Mohiuddin Faruqui.

De acuerdo con Faruqui, entre 25 y 30 personas se encontraban dentro de las instalaciones en el momento de la explosión, que afectó también a la gente que se encontraba en el exterior.

El inspector de seguridad del Gobierno en las fábricas de Gazipur, Farid Ahmed, ha asegurado que Multifabs Limited contaba con todos los permisos en regla, por lo que dijo que no está seguro qué pudo desencadenar la deflagración. "Estamos investigando lo sucedido", concluyó Ahmed.

En el ojo del huracán

La semana pasada, los sindicatos IndustriALL Global Union y UNI Global Union anunciaron la firma de un nuevo acuerdo con más de una veintena de compañías internacionales del textil para garantizar la seguridad en las fábricas bangladesíes, entre otros puntos.

El sector lleva años en el ojo del huracán por sus condiciones de trabajo en el país, especialmente tras el derrumbe del complejo Rana Plaza en 2013, en el que murieron 1.100 trabajadores y 2.500 resultaron heridos.

Los bajos salarios (el mínimo en el textil se encuentra ahora en 67 dólares mensuales) y las pobres condiciones laborales han motivado que las huelgas en este sector sean frecuentes. Alrededor de 4 millones de personas trabajan en el sector textil en el país, que con unos 34.000 millones de dólares representa el 81 % de las exportaciones de Bangladesh.

Fotos

Vídeos