Detenida una japonesa tras confesar que mató a sus cuatro bebés hace 20 años

Tiró sus cuerpos en cubos de cemento que aún conserva en su casa porque, dice, no podía hacerse cargo de ellos

EFETokio

Una mujer de 53 años fue detenida hoy en Osaka (oeste de Japón) tras confesar que mató y enterró en cubos de cemento a sus cuatro bebés nacidos hace unas dos décadas, debido a que no podía hacerse cargo de ellos.

Mayumi Saito se entregó en la víspera en una comisaría y relató a las autoridades que había dado a luz a cuatro bebés y tirado sus cuerpos en cubos de cemento que aún conserva en su casa, según dijeron fuentes policiales a la agencia japonesa Kyodo. La mujer habría dado a luz a cuatro niños entre 1992 y 1997 y según explicó, al no tener suficiente dinero para cuidar de ellos, decidió acabar con sus vidas, sin confesar a nadie lo que había hecho hasta ahora.

La Policía de Osaka ha hallado cuatro cubos rellenos de cemento en un armario del domicilio de la mujer en el distrito de Neyagawa, y ha procedido a investigar su contenido. La mujer ha sido detenida como sospechosa del delito de trasladar los supuestos cadáveres de los bebés desde su anterior residencia a su domicilio actual, un procedimiento habitual al que recurren las autoridades niponas mientras reúnen pruebas suficientes sobre los presuntos homicidios.

Japón, que alcanzó en 2016 su mínimo histórico de criminalidad, ha sido testigo en las últimas semanas de varios casos que han causado un gran impacto social, como el de Takahiro Shiraishi, un joven tokiota de 27 años, que confesó haber matado y desmembrado a nueve personas en un período de dos meses.

Fotos

Vídeos