Ideal

El hermanastro de Kim Jong-un llevaba 120.000 dólares en efectivo cuando fue envenenado

Imágenes de Kim Jong-nam en el aeropuerto de Kuala Lumpur.

Imágenes de Kim Jong-nam en el aeropuerto de Kuala Lumpur. / Reuters

  • Kim Jong-nam fue hallado muerto el 13 de febrero en los baños del aeropuerto internacional de Kuala Lumpur

Kim Jong-nam, el hermanastro del líder norcoreano Kim Jong-un, llevaba 120.000 dólares en efectivo cuando fue asesinado en el aeropuerto internacional de Kuala Lumpur, un dinero que los investigadores malasios sospechan que podría proceder de un pago hecho por un agente de la Inteligencia estadounidense.

Entre las pertenencias de Kim Jong-nam las autoridades malasias han encontrado una mochila negra cargada con cuatro fajos de billetes de entre 100 y 300 dólares por una suma total de 120.000 dólares que, según las pesquisas, no retiró de ningún banco.

El ciudadano norcoreano no declaró esta cantidad de dinero en el control aduanero, algo que suelen exigir todos los países por encima de ciertas cifras, sin embargo, en este caso tampoco tenía obligación de hacerlo porque estaba en posesión de un pasaporte diplomático.

Se sospecha que habría obtenido este dinero de un hombre estadounidense con el que se reunió durante dos horas en un hotel del resort turístico de la isla de Langkawi en el que Kim Jong-nam pasó cinco días de la semana que estuvo en Malasia. Podría ser de un agente estadounidense, de acuerdo con las autoridades malasias, citadas por el diario japonés Asahi Shimbun.

Servicios de Inteligencia

"Bien podría haber sido el pago de la información proporcionada", ha dicho un oficial malasio, sugiriendo que Kim Jong-nam habría estado colaborando con los servicios de Inteligencia de Estados Unidos en contra de los intereses del régimen comunista.

Kim Jong-nam fue hallado muerto el pasado 13 de febrero en los baños del aeropuerto internacional de Kuala Lumpur. La hipótesis principal es que fue envenenado por un grupo de mujeres asiáticas, si bien tanto Corea del Norte como EE UU se han culpado mutuamente de este crimen.