Ideal

Duterte reconoce que él mismo mató a delincuentes cuando era alcalde de Davao

Rodrigo Duterte, presidente de Filipinas.
Rodrigo Duterte, presidente de Filipinas. / Samrang Pring (Reuters)
  • El presidente filipino niega que el Estado esté patrocinando asesinatos extrajudiciales de presuntos narcotraficantes y asegura que solo una tercera parte de las muertes relacionadas con las drogas han sido obra de la Policía

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, cuya ofensiva contra el narcotráfico que ha dejado miles de muertos le ha granjeado críticas a nivel internacional, ha reconocido que él mismo mató a delincuentes mientras era alcalde de Davao.

Sus declaraciones se produjeron en un discurso el lunes por la noche durante un foro empresarial y de ellas se hace eco ahora la prensa filipina.

Durante el mismo, Duterte negó que el Estado esté patrocinando asesinatos extrajudiciales de presuntos narcotraficantes y dijo que solo una tercera parte de las alrededor de 2.000 muertes relacionadas con las drogas desde que llegó al cargo el 30 de junio han sido obra de la Policía.

"Pero en Davao yo solía hacerlo personalmente. Simplemente para mostrarle a los tipos (la Policía) que si yo puedo hacerlo ¿por qué no vosotros?", afirmó, explicando que solía recorrer las calles de esta ciudad en moto "patrullando y también buscando problemas".