Cinco policías detenidos por el incendio en la comisaría venezolana de Carabobo

Velatorio por los presos fallecidos el pasado miércoles en Venezuela. / EFE/ATLAS

Se sospecha que los arrestados habrían sido los responsables del incendio que acabó con la vida de 68 personas

COLPISA/AFP

Cinco policías fueron detenidos este sábado por su presunta responsabilidad en la muerte de 68 personas durante un incendio en unos calabozos de la ciudad venezolana de Valencia (norte), informó este sábado el fiscal general, Tarek William Saab.

Los agentes pertenecen a la comandancia policial del estado Carabobo, donde se produjo la tragedia el pasado miércoles en medio de un motín. «Dictadas órdenes de aprehensión contra cinco funcionarios de PoliCarabobo indiciados de ser responsables de los trágicos hechos que ocasionaron la muerte de 68 ciudadanos en los calabozos de la comandancia de dicha policía regional: Ya detenidos», escribió Saab en Twitter.

Según la Fiscalía y la ONG Una Ventana a la Libertad -que defiende los derechos de los presos-, 66 reclusos y dos mujeres que visitaban el lugar murieron a causa de un incendio. Entre los detenidos figura el subdirector de la jefatura policial. «El Ministerio Público garantiza el esclarecimiento de estos trágicos hechos y la sanción a todos los responsables», recalcó el fiscal.

El suceso es uno de los más mortíferos en el largo historial de incidentes carcelarios de Venezuela. Al menos 388 personas han muerto en las cárceles del país desde 2011, según cifras oficiales y de ONG de derechos humanos.

Distintas versiones

El gobierno del presidente Nicolás Maduro anunció el viernes que reparará a los familiares de las víctimas. Una Ventana a la Libertad asegura que las llamas fueron iniciadas por un grupo de detenidos que planeaba fugarse y que previamente intentó someter a dos policías.

Según esa versión, los reos quemaron colchones para obligar a los custodios a abrir las rejas, pero éstos se negaron y los sobreviviente recién pudieron salir por un boquete que abrieron los bomberos.

La oficina de derechos humanos de la ONU se declaró «conmocionada» y reclamó una investigación «rápida y completa» de lo ocurrido, así como indemnizar a los deudos y castigar a los culpables.

El gobierno rechazó las «precipitadas y desproporcionadas» declaraciones de la ONU, porque -asegura- buscan fijar una «posición tendenciosa sobre Venezuela, de manera prejuiciada y sin requerir información oficial».

Carlos Nieto, director de la ONG, culpó al gobierno de la tragedia, pues a su juicio la causa fue el hacinamiento que se registra en PoliCarabobo y otros centros de detención provisional, donde los presos no deben pasar más de 48 horas pero permanecen meses. La ONG estima en 400% la sobrepoblación en esos recintos.

Fotos

Vídeos