Ideal

El ELN libera al excongresista Odín Sánchez y despeja el camino para la paz

El excongresista colombiano Odín Sánchez tras su liberación.
El excongresista colombiano Odín Sánchez tras su liberación. / Afp
  • El Gobierno colombiano y la guerrilla iniciaron hace tres años "contactos exploratorios" para una negociación de paz y el año pasado anunciaron en Caracas que estaban listos para comenzar los diálogos en Quito

El camino para que el Gobierno colombiano y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) se sienten la próxima semana en Quito a negociar la paz ha quedado despejado este jueves con la liberación del excongresista Odín Sánchez Montes de Oca, que estuvo secuestrado diez meses por la guerrilla.

La liberación de Sánchez, que era exigida por el Gobierno de Juan Manuel Santos para instalar la mesa pública de negociación, se ha concretado cuando el político de 61 años fue entregado en Noanamá, un punto remoto en la selva del departamento del Chocó, sobre la costa del Pacífico, a una misión humanitaria liderada por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

"El excongresista ya está libre y eso nos despeja el camino para iniciar esta otra negociación para tener una paz completa", ha manifestado el presidente colombiano al intervenir en la XVI Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz que se celebra en Bogotá, donde ha recordado que la liberación de Sánchez "era la condición para iniciar las negociaciones con el ELN".

El Gobierno y el ELN iniciaron hace tres años "contactos exploratorios" para una negociación de paz similar a la de las FARC, y el 30 de marzo del año pasado anunciaron en Caracas que estaban listos para comenzar los diálogos en Quito, pero la insistencia de esa guerrilla, la segunda del país, en los secuestros, ha obstaculizado cualquier avance.

También el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, se ha referido al impacto positivo que la liberación de Sánchez, miembro de una dinastía política del Chocó, tendrá en los contactos de paz con el ELN.

"¡Bienvenido Odín Sánchez a la libertad! Ya estamos listos para iniciar negociaciones con el ELN y trabajar para alcanzar la paz completa", ha señalado en su Twitter el ministro.

Tras su entrega a la misión humanitaria, Sánchez fue trasladado en un helicóptero con los emblemas del CICR hasta Quibdó, su ciudad natal y capital del Chocó, donde fue recibido con fiesta por sus familiares y amigos.

En sus primeras declaraciones en libertad, el abogado y político puso en duda el carácter humanitario de su liberación al confirmar que se pagó dinero, algo que había denunciado su familia semanas atrás.

"Yo tengo entendido que sí se pagó, pero no sé cuánto", dijo Sanchez a periodistas, a quienes también aseguró que el ELN "sigue secuestrando y extorsionando en esa región".

Del secuestro del político, que fue miembro de la Cámara de Representantes en dos periodos (1998-2002 por el Partido Liberal) y (2006-2010 por el Partido de la U), se sabe poco, pues la noticia de que estaba en manos del ELN se conoció a cuentagotas.

Esa guerrilla secuestró primero, el 25 de agosto de 2013, a su hermano Patrocinio, exgobernador del Chocó, quien después de pasar dos años y siete meses en cautiverio, fue dejado en libertad el 3 de abril de 2016.

Días después su familia reveló que en realidad Odín había aceptado canjearse por su hermano que sufría problemas de salud, lo que fue confirmado a fines de ese mes por el senador Armando Benedetti, del Partido de la U, quien entonces consideró "una vulgaridad, una vagabundería" que el ELN secuestrara al político al tiempo que hablaba de negociar la paz con el Gobierno.

Contraprestación

Las versiones de que se pagó dinero por la liberación, tanto de Patrocinio, como de Odín, contrastan con las oficiosas, de que la de este último fue un acuerdo que incluyó el indulto de dos guerrilleros presos que también se hizo efectivo hoy.

"Nuestros compañeros recuperan hoy su libertad en el marco del acuerdo humanitario bilateral, que también da la libertad al señor Odín Sánchez", manifestó el ELN en un comunicado.

Los indultados fueron identificados como Nixon Cobos y Leivis Valero, "presos políticos del ELN", que estaban en la cárcel de Palo Gordo, en Girón, departamento de Santander (este), en cuya salida los recibió también una misión del CICR.

"Lo que viene ahora es instalar la mesa y la mesa lo que necesita es participación de todos los colombianos y colombianas", manifestó el jefe del equipo negociador del ELN en los diálogos de paz, Israel Ramírez, alias "Pablo Beltrán".

La liberación de Odín Sánchez era una condición "sine qua non" para iniciar los diálogos el 7 de febrero en Quito, pero no acaba el problema del secuestro por parte del ELN, pues el pasado martes esa guerrilla se atribuyó el del soldado Fredy Moreno Mahecha el 24 de enero en el departamento de Arauca, aunque prometió dejarlo en libertad.

Ese caso fue recordado hoy por el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, quien exigió al ELN la libertad del soldado y dijo que confiaba en que fuera liberado hoy, a la par de Sánchez.