Ideal

El Congreso colombiano ratifica unánimemente el acuerdo de paz

vídeo

Manifestantes a favor del acuerdo de paz a las puertas del Congreso. / Reuters | Vídeo: EP

  • Tras la aprobación de ambas cámaras, comienza el proceso para implementar lo pactado con las FARC y poner fin a más de 50 años de conficto armado

  • Los guerrilleros comenzarán a desplazarse hacia los 27 puntos del país acordados donde estarán concentrados seis meses bajo la supervisión de la ONU

La Cámara de Representantes de Colombia ha ratificado de forma unánime el acuerdo de paz sellado entre el Ejecutivo y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el segundo texto que se firma entre las dos delegaciones después de que el primer no fuera ratificado por el pueblo a través de una consulta popular celebrado a principios de octubre.

"Con 130 votos a favor y cero en contra queda aprobado el nuevo acuerdo en la Cámara de Colombia", ha anunciado el propio organismo a través de un comunicado en su cuenta oficial de la red social Twitter. "Así, queda refrendado y listo para la implementación", ha añadido.

Durante la sesión, el jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, ha pedido premura para ratificar el acuerdo y avanzar en su puesta en marcha ante la "fragilidad" de la situación, según ha informado la emisora Caracol Radio.

Un total de 19 representantes del Centro Democrático (CD), partido del principal opositor del texto, el expresidente del país Álvaro Uribe, y ocho del Partido Conservador se han ausentado de la votación, ya que consideran que el Congreso no es el escenario que debe legitimar el acuerdo.

El CD de Uribe ya se ausentó en la votación del Senado, celebrada un día antes, y que acabó con una aprobación también unánime de la ratificación del texto.

"La Plenaria del Senado aprueba con 75 votos a favor y cero en contra la proposición para refrendar el nuevo Acuerdo de Paz con las FARC", anunció la cámara.

¿Y ahora qué?

Ahora el siguiente paso es implementar lo pactado con las FARC para superar más de medio siglo de conflicto armado:

- Cinco días después de la aprobación del acuerdo en el Congreso, o 'Día D', los miembros de las FARC comenzarán a desplazarse hacia 27 puntos del país, donde estarán concentrados por seis meses bajo supervisión de las Naciones Unidas.

- La guerrilla, que en las últimas semanas se ha mantenido preagrupada para facilitar la vigilancia internacional del cese al fuego en vigor desde fines de agosto, tendrá hasta fin de año para concentrarse en las zonas previstas.

- Las FARC entregarán al Mecanismo Tripartito de Monitoreo y Verificación (MM&V), integrado por esta guerrilla, el gobierno y la ONU, la información de todas las armas que tienen en su poder a partir del 'Día D+5'.

- El armamento inestable o deteriorado será destruido en una primera instancia, el resto será entregado de manera progresiva por los guerrilleros en los siguientes 150 días. Inicialmente, esas armas serán depositadas en unos contenedores especiales dentro de los campamentos de concentración, de donde serán retiradas por la ONU al final del proceso para la elaboración de tres monumentos.

- Para garantizar el cumplimiento de lo pactado con las FARC, tras la aprobación del acuerdo el gobierno prevé presentar una docena de proyectos de ley al Congreso. El primero será el de amnistía. También tendrán prioridad la jurisdicción especial para la paz, una ley sobre la participación política de los guerrilleros y el estatuto de la oposición.

- El Gobierno está a la espera de que la Corte Constitucional apruebe un mecanismo, que ha sido llamado 'fast track' (vía rápida), que agilizaría el paso de esos proyectos por el Congreso al disminuir el número de debates necesarios para su aprobación.

- Con la entrada en vigor del pacto de paz, las FARC designarán tres voceros en el Senado y otros tres en la Cámara de Representantes, todos sin derecho a voto, exclusivamente para participar en el debate de los proyectos de ley o de reforma constitucional relacionados con la aplicación del acuerdo.

Un texto «mejorado»

El presidente de Colombia y el líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias 'Timochenko', firmaron la semana pasada el nuevo acuerdo, estampando sus rúbricas en un texto "mejorado" que incorpora las propuestas de la sociedad colombiana, incluidas las de la campaña del 'no'.

En su intervención, Uribe ha reconocido que en el último texto "hubo mejoras", si bien tampoco ha aceptado el documento modificado. El CD defendió su ausencia en el Senado en la votación alegando que "el Gobierno anunció que tendría el alcance jurídico de refrendación con el efecto de activar el 'fast track' (vía rápida)".

"Por eso no la podemos votar, porque ya hemos dicho que aquí siempre se habló en el Ejecutivo, en el Congreso y en la Corte de una refrendación de democracia directa", ha concluido.

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, señaló en la víspera que "la refrendación se hará a través del Congreso igual que la implementación, sin importar si es vía ordinaria o 'fast track'", señalando que de este modo lo que se está haciendo es una "refrendación popular indirecta".

El texto fue firmado el pasado jueves entre las dos partes, si bien los ajustes que han añadido al texto en el último mes no han convencido a los más críticos con el documento que, de entrar en vigor, pondría fin a más de medio siglo de conflicto.