Ideal

Fardos de droga con GPS en altamar, la última treta de los narcos colombianos

  • Las autoridades alertan de que los criminales lanzan los alijos en boyas para que los recojan sus socios en aguas internacionales tras localizarlos vía satélite

Los narcotraficantes en Colombia han ideado una nueva modalidad para enviar cocaína fuera de sus fronteras: soltar en altamar boyas conteniendo alijos de droga que, mediante un sistema de posicionamiento (GPS) que funciona con energía solar, pueden ser rescatadas por sus socios, dijeron este jueves autoridades.

"Una organización trasnacional utiliza barcos que halan boyas o globos a los cuales le son amarradas pequeñas cantidades de droga, en sacos de costal sellados e impermeabilizados", dijo la Policía Antinarcóticos de Colombia en un comunicado. Los paquetes de cocaína son empacados con un sistema de GPS, que se carga con luz solar a partir de fotoceldas, señaló el texto.

La policía descubrió la técnica cuando investigaba algunos barcos que zarpaban del puerto de Tumaco, en el Pacífico colombiano, rumbo a México."Ya en altamar y previamente dispuesto con coordenadas, cortaban las cuerdas que sujetaban las boyas, las cuales quedaban flotando para que posteriormente fueran recogidas por organizaciones del narcotráfico de Centroamérica", explicaron los investigadores.

En el operativo de Tumaco, realizado el miércoles en aguas internacionales cerca de Costa Rica y en colaboración con la Armada (Marina de Guerra) de Estados Unidos, se incautaron 60 kilos de cocaína, repartidos en tres boyas.

"Esta nueva modalidad se convierte en un medio de fácil transporte y difícil detección por las autoridades, gracias a su camuflaje bajo el mar", agregó la Policía. Colombia es uno de los principales productores de cocaína del mundo junto con Perú, y en 2013 produjo unas 290 toneladas de esta droga, según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.