El presidente de Zimbabue confirma que está detenido en su casa

Militares en las calles de Harare, la capital. / Afp)

El cese del vicepresidente Emmerson Mnangagwa ha puesto las espadas en alto y las Fuerzas Armadas reclamaron el fin de la «purga» de antiguos guerrilleros

EFEHarare

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, ha mantenido una conversación telefónica con su homólogo sudafricano, Jacob Zuma, en la que le ha confirmado que está "encerrado en su casa" pero que "está bien", informa hoy la televisión pública de Sudáfrica SABC.

En un comunicado, Zuma ha anunciado que enviará a Zimbabue al ministro de Defensa, Nosiviwe Mapisa-Nqakula, y al titular de Seguridad, Bongani Bongo, para entrevistarse con Mugabe y con los mandos de las fuerzas armadas.

La intervención militar que comenzó ayer por la tarde en Zimbabue ha alimentado los rumores de un posible golpe de Estado, aunque un portavoz del Ejército negó en un mensaje televisado anoche que se trate de una "toma militar" del Gobierno y garantizó que Mugabe y su familia se encuentran bien.

El presidente Robert Mugabe.
El presidente Robert Mugabe. / Archivo

Además, el canal de televisión sudafricano News24 informa de que Mugabe está preparando su dimisión mientras negocia para que su mujer, Grace, salga del país ante la intervención militar que alimenta los rumores sobre un posible golpe de Estado.

Según este medio, que avanza que mañana por la tarde se hará un anuncio al respecto, el Ejército mantiene bajo su custodia a la familia presidencial y a su guardia.

Los rumores sobre el paradero de Mugabe y su futuro se han disparado en las últimas horas después de que ayer por la tarde varios tanques fueran vistos en dirección a la capital del país, Harare.

Este movimiento de las fuerzas armadas se produjo tan solo un día después de que el jefe del Ejército, Constantine Chiwenga, advirtiera de que se tomarían "medidas correctivas" si continuaba la purga de veteranos en el partido de Mugabe, de 93 años y en el poder desde 1980.

Por ahora, algunos medios afirman que Mugabe y su familia se encuentran bajo arresto domiciliario, mientras que otras informaciones indican que habría huido del país.

Estas especulaciones contrastan con el silencio del principal periódico del régimen, que se ha limitado a destacar que el comunicado leído por un portavoz militar anoche en la televisión pública -controlada ahora por el Ejército- descarta una "toma militar" del Gobierno y asegura que Mugabe se encuentra "a salvo".

Mientras tanto, el diario independiente NewsDay informó hoy de la detención de tres ministros que estarían detrás de la facción del partido gobernante que propugna la expulsión de veteranos de la guerra de independencia para allanar una eventual sustitución en el poder en favor de la primera dama, Grace Mugabe.

Asimismo, el presidente de las juventudes del partido de Mugabe, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF) y el número dos de los servicios de inteligencia (CIO) también han sido arrestados, mientras que otras informaciones aseguran que el director de la policía también podría haber sido detenido por los militares.

En el centro de la tensión se encuentra la destitución la semana pasada del vicepresidente Emmerson Mnangagwa, que también se postulaba como sucesor de Mugabe, quien huyó a Sudáfrica, desde donde emitió un comunicado en el que sostenía: "Pronto controlaremos los resortes del poder en nuestro bello partido y país".

Mnangagwa es el nuevo presidente interino

Por su parte, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF) -el partido que hasta ahora lideraba el presidente de Zimbabue, Robert Mugabe- ha asegurado hoy que el mandatario y su familia están detenidos y que el nuevo presidente interino es el exvicepresidente Emmerson Mnangagwa.

"La pasada noche, la primera familia fue detenida y sus miembros están seguro. Tanto por la Constitución como por el bien del país, esto era necesario. Ni Zimbabue ni ZANU son propiedad de Mugabe ni de su mujer. Hoy empieza una nueva era y el camarada Mnangagwa nos ayudará a conseguir un Zimbabue mejor", ha asegurado en su cuenta de Twitter el partido gubernamental zimbabuense.

La formación política que ha liderado Zimbabue durante las últimas décadas ha subrayado que lo sucedido en las últimas horas "no ha sido un golpe de Estado" sino que ha habido "una decisión de intervenir" porque la Constitución "ha sido socavada". "El camarada interino Emmerson Mnagngawa será el presidente de ZANU PF como establece la Constitución de nuestra organización revolucionaria", ha asegurado el partido hasta este martes liderado por Mugabe.

Control de la radiotelevisión estatal

Soldados de Zimbabue se han hecho en la madrugada de este miércoles con el control de la sede de la radiotelevisión estatal, ZBC, según dos miembros del personal y un trabajador humanitario citados por la agencia británica de noticias Reuters.

Según estas fuentes, los militares han garantizado al personal que "no debe preocuparse", asegurando que su objetivo es proteger las instalaciones.

La toma de la sede de la ZBC tiene lugar horas después del despliegue de carros de combate en las inmediaciones de la capital de Zimbabue, Harare, tras la reciente advertencia del jefe de las Fuerzas Armadas, Constantino Chiwenga, sobre una posible intervención para frenar la "purga" de exguerrilleros en el seno del gobernante ZANU-PF.

Fotos

Vídeos