Ideal

La cumbre de la OTAN con Trump se celebrará el 25 de mayo en Bruselas

Rueda de prensa de Merkel.
Rueda de prensa de Merkel. / LUKAS BARTH (EFE)
  • Es probable que la reunión se celebre en un único día

La cumbre de los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN (Organización del Tratado para el Atlántico Norte) para dar la bienvenida al nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, tendrá lugar el 25 de mayo en Bruselas, según ha avanzado el primer ministro belga, Charles Michel.

"Estoy muy contento de dar la bienvenida a mis colegas en la próxima cumbre de la OTAN en Bruselas el 25 de mayo y abrir la nueva sede" de la Alianza Atlántica, ha informado a través de su cuenta de Twitter. El presidente estadounidense confirmó al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que asistiría a la próxima cumbre de la Alianza Atlántica, prevista a finales de mayo, en una conversación telefónica este domingo.

Se espera que la cita esté muy dominada por la necesidad de que los países de la OTAN aumenten el gasto en defensa -sólo cinco países cumplen la meta de destinar el 2 % del Producto Interior Bruto a defensa- y la lucha contra la amenaza terrorista islamista.

Trump cuestionó en campaña que Estados Unidos tuviera que defender a los aliados que no pagan su cuota en la OTAN, a la que calificó de "obsoleta" y también criticó su fracaso a la hora de combatir contra el terrorismo. Se espera que Trump busque un acercamiento a Rusia para cooperar en la lucha contra el Estado Islámico y falta por saber si Estados Unidos mantendrá su compromiso con el refuerzo militar de la OTAN en los países bálticos y Polonia para disuadir a Rusia, un refuerzo que ha sido muy criticado por Moscú.

El secretario general aliado, Jens Stoltenberg, reiteró el domingo a Trump la postura de la OTAN, que está abierta al diálogo con Rusia pero desde una posición de "fuerza". La canciller de Alemania, Angela Merkel, insistió hace unos días en la necesidad de buscar "puntos de coincidencia" con el presidente de Estados Unidos.

La OTAN, cuyo metido principal desde su nacimiento es garantizar la defensa colectiva de sus miembros, suele celebrar cada dos años sus cumbres aunque es tradicional celebrar una cumbre cuando llega una nueva Administración en Estados Unidos. Los jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza acordaron en la cumbre de Varsovia el pasado mes de julio celebrar la próxima cumbre en Bruselas en la primavera de 2017 para dar la bienvenida al sucesor de Barack Obama en la nueva sede de la Alianza Atlántica.

A priori se esperaba celebrarla en marzo, fecha que convenía más a la candidata demócrata, Hillary Clinton, a la que se daba por ganadora en la OTAN, aunque tras la victoria de Trump quedó patente que la cumbre no se celebraría hasta mayo, en el mejor de los casos. "Desde hace ya algunas semanas, parecía que la cumbre iba a ser de un solo día" en lugar de dos días, como suele ser habitual, según fuentes aliadas.

La cumbre de la OTAN podría no celebrarse como tal en la nueva sede de la Alianza por los retrasos acumulados en las obras, según fuentes aliadas, que han explicado que incluso se baraja alquilar algún centro de conferencias "en el centro" de la capital. Ello podría facilitar eventualmente también "una cena conjunta" con la Unión Europea.