Ideal

Tusk lamenta que Trump coloque a la UE en una situación «difícil»

video

Donald Tusk. / Afp I Atlas

  • El presidente del Consejo Europeo apela al "orgullo" europeo y la "dignidad" para combatir el euroescepticismo y enfrentarse a quien rete a la UE

El presidente del Consejo europeo, el polaco Donald Tusk, ha lamentado este martes que la política del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pone "en una situación difícil" a la Unión Europea, por lo que ha reclamado unidad a los Veintiocho para evitar que su "desintegración" les hiciera dependientes de Estados Unidos, China o Rusia.

Tusk calificó este martes de "preocupantes" las declaraciones realizadas por la administración estadounidense de Donald Trump. "Las preocupantes declaraciones de la nueva administración estadounidense (...) hacen que nuestro futuro sea altamente impredecible", en el marco de "una nueva situación geopolítica en el mundo", asegura Tusk en esta carta, de la que obtuvo una copia la AFP.

"El cambio en Washington pone a la Unión Europea en una difícil situación, máxime cuando la nueva administración parece que cuestiona los últimos 70 años de política exterior estadounidense", añade Tusk, después que el presidente Trump celebrara el Brexit y asegurara que otros países seguirán los pasos de Reino Unido.

En la escena internacional, el presidente del Consejo Europeo se refiere también a una China "más firme" en el mar y una política "agresiva" de Rusia con Ucrania y los países vecinos, así como el papel del "islam radical" en las guerras en Oriente Medio y África.

Para Tusk, el auge del sentimiento antieuropeo en la UE, impulsado por las formaciones nacionalistas de ultraderecha, y el descenso de la confianza en la integración política por parte de las élites proeuropeas son otras amenazas, "más peligrosas que nunca", que enfrenta el bloque.

Aunque la cumbre informal a 27 en La Valeta está consagrada al futuro de la UE, los mandatarios podrían aprovechar para responder con "firmeza" a Trump, como urgió el sábado el presidente francés, François Hollande.

"Trump puede representar una oportunidad para Europa", al reforzar su "unidad", estimó este martes por su parte el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, quien urgió a los europeos "a cerrar filas rápidamente". "El 'trumpismo' nos obliga a unirnos más", añadió. En esta línea, el rey de los belgas, Felipe, urgió a relanzar la construcción europea, en un momento en que Londres, con el Brexit, y Trump "parecen querer invertir el curso de la Historia".

"Una gran patria"

"Mostremos nuestro orgullo europeo. Si hacemos ver que no oímos las declaraciones y no nos damos cuenta de las decisiones tomadas contra la UE y nuestro futuro, la gente dejará de ver Europa como su gran patria. E igualmente peligroso, los socios mundiales dejarán de respetarnos", ha asegurado Tusk. El exprimer ministro polaco ha subrayado que no existen razones "objetivas" para que los países de la Unión Europea se muestren complacientes con los líderes de potencias extranjeras, por lo que ha reclamado una UE unida y "digna".

"Sé que en la política, no se debe abusar del argumento de la dignidad, porque puede llevar a conflictos y emociones negativas, pero hoy en día hay que levantarse con firmeza por la dignidad de una Europa unida", ha insistido. "Tengamos el coraje de oponernos a la retórica de los demagogos, que afirman que la integración europea sólo ha sido beneficiosa para las elites y que la gente corriente sólo ha sufrido sus consecuencias", ha continuado, para alertar del peligro del avance de los nacionalismos y de movimientos euroescépticos y xenófobos en Europa.

Así ha pedido a los líderes poner la vista en la conmemoración de los 60 años del Tratado de Roma, que se celebrarán en otra cumbre el 25 de marzo en la capital italiana, y dejar claro que el futuro pasa por una Europa unida a 27. La desintegración de la UE, ha añadido, no llevará a "restaurar el mito de una soberanía plena" de sus Estados miembros, sino a su "dependencia real y de facto" de grandes superpotencias como Estados Unidos, Rusia y China. "Sólo juntos seremos plenamente independientes", ha zanjado.

Nuevas relaciones

Otra de las claves que Tusk aspira a discutir con los líderes europeos en Malta es la oportunidad que ofrece el giro de la política comercial de Estados Unidos hacia el proteccionismo, para que la UE muestre que está "abierta a los demás" e intensifique sus vínculos con otros socios.

"También debemos defender con firmeza el orden internacional basado en el Estado de derecho", ha advertido, para después alertar de que no se debe ceder a quienes aspiran a "debilitar" las relaciones transatlánticas, porque sin ellas el orden y la paz mundial "no podrían sobrevivir".