Ideal

Pide la eutanasia para sus dos hijos y su nieto, con enfermedades incurables

Pide la eutanasia para sus dos hijos y su nieto, con enfermedades incurables
/ AFP
  • "He cuidado de ellos durante años, pero ahora estoy arruinado y ellos no tienen esperanza de recuperación", argumenta Tofazzal Hossain

Un hombre bangladeshí solicitó permiso a las autoridades del país asiático para aplicar la eutanasia a dos de sus hijos y uno de sus nietos, quienes padecen una grave enfermedad degenerativa, informó una fuente oficial.

Tofazzal Hossain, propietario de una pequeña frutería en la localidad de Meherpur (suroeste), presentó el pasado jueves una solicitud ante las autoridades locales en la que señalaba que no puede hacerse cargo del coste médico y la manutención de sus tres familiares, todos ellos aquejados de distrofia muscular de Duchenne.

"Estoy envejeciendo y mi esposa ha desarrollado una enfermedad mental a causa de este problema. Nos preocupa quién les mantendrá si nosotros fallecemos, por eso rellené ese formulario", contó Hossain, de 52 años.

El comisario adjunto de Meherpur, Parimal Singha, explicó que las autoridades bangladeshíes estudian cómo ayudar a la familia de Hossain.

"Las leyes en nuestro país no autorizan la eutanasia, pero estamos buscando la manera de apoyar económicamente a esta familia para que los chicos puedan continuar su tratamiento", dijo.

El primogénito de Hossain, Abus Sabur, perdió a partir de los diez años la fuerza en sus piernas y ahora, con 22 años, permanece postrado en cama, mientras que su otro hijo Rahinul Islam, de 13 años, empezó a mostrar los mismos síntomas hace cinco años.

El nieto de Hossain también fue diagnosticado con la misma dolencia hace un año, contó el hombre.

El frutero explicó que gastó "todo lo que tenía" en el tratamiento de la enfermedad de su hijo mayor, que fue tratado en dos ocasiones en la India: "Ahora estoy totalmente desamparado y los médicos dicen que no hay tratamiento para la enfermedad", se lamentó.

La distrofia muscular de Duchenne o distrofia muscular progresiva es una enfermedad hereditaria que afecta a uno de cada 3.500 niños, con un patrón de herencia ligado al cromosoma X, por lo que solo se manifiesta en hombres.

La enfermedad de Duchenne "no es curable" y por el momento sólo se ofrece a los pacientes "tratamiento sintomático", declaró el pediatra Mahbubul Alam, que trató a los tres chicos bangladeshíes.

Esta dolencia de carácter neuromuscular se suele manifestar a los 6 años y los afectados sufren la degeneración de su musculatura y la pérdida de fuerza y movilidad con el paso del tiempo.

Algunos de los síntomas de la distrofia de Duchenne son, entre otros, la sensación de fatiga, la debilidad muscular que comienza en las piernas y la pelvis, la dificultad para realizar ejercicios físicos o las caídas frecuentes.