Ideal

Rechazan poner en libertad a la niña afgana de 'National Geographic'

Rechazan poner en libertad a la niña afgana de 'National Geographic'
  • Sharbat Gula, de 46 años, está detenida por la supuesta posesión ilegal de un documento de identidad

Un tribunal de la ciudad paquistaní de Peshawar rechazó hoy otorgar la libertad bajo fianza a Sharbat Gula, la mujer afgana que protagonizó de niña la icónica portada de National Geographic hace 31 años y que está detenida por supuesta posesión ilegal de un documento de identidad.

"El tribunal ha rechazado la libertad bajo fianza. El juez no ha dado explicaciones aún del porqué. Estamos esperando el documento de la sentencia", dijo a Efe Mohsin Dawar, uno de los tres abogados contratados por el Gobierno afgano para la defensa de la refugiada.

El letrado afirmó que apelarán la decisión ante el Alto Tribunal de Peshawar.

Gula fue arrestada el 26 de octubre por presuntamente obtener documentos de identidad paquistaníes para ella y dos de sus hijos tras sobornar a tres funcionarios, y se enfrenta a 14 años de cárcel.

El fotógrafo estadounidense Steve McCurry inmortalizó a la afgana en 1984, cuando tenía 12 años, en un campo de refugiados en la localidad paquistaní de Peshawar (noroeste), fotografía que sería publicada un año después convirtiéndose en una de las imágenes más icónicas del siglo XX.

Los abogados pidieron ayer la libertad bajo fianza para la acusada, de 46 años, por razones humanitarias, ya que padece hepatitis C, no tiene antecedentes penales y tiene hijos pequeños "que no pueden vivir sin ella".

El embajador de Afganistán en Islamabad, Omar Zakhilwal, pidió tras la detención de Gula a las autoridades paquistaníes la liberación de la mujer debido al daño que su detención hace a las relaciones entre las personas de los dos países y la debilidad, en su opinión, del caso contra ella.

Según el diplomático, el documento de identidad paquistaní de Gula no fue obtenido ilícitamente como afirma la Policía, sino que fue emitido legalmente por las autoridades, igual que los de otros 500.000 afganos en el país.

Como respuesta, el jefe de la diplomacia paquistaní, Sartaj Aziz, dijo a Efe que su Gobierno "trabajaría" para liberarla, mientras que el ministro de Interior, Nisar Ali Khan, indicó que había pedido a la Agencia de Investigación Federal que la dejasen en libertad condicional.

Tras conocerse la detención de la llamada "Mona Lisa de Afganistán", McCurry se comprometió a "hacer todo lo que pueda para ayudarla legal y financieramente".

El rostro de Gula envuelto en un pañuelo rojo y sus poderosos ojos verdes convirtieron la imagen de la niña en un icono de la fotografía contemporánea.

McCurry volvió a fotografiar a Gula 17 años más tarde en Afganistán y descubrió que la mujer, que entonces tenía 30 años, no conocía su fama internacional.