Ideal

Rusia reducirá el gasto en defensa a causa de la crisis económica

Soldados rusos durante un desfile en Moscú
Soldados rusos durante un desfile en Moscú / Sergei Chirikov (Efe)
  • Mientras que ahora representa un 2,3% del PIB, el nuevo plan del gobierno de Putin es que suponga un 1,9% en 2019

Rusia ha anunciado este martes que reducirá el gasto en defensa y seguridad nacional durante los tres próximos años a causa de la crisis económica, un recorte que se plasmará en el presupuesto que será aprobado en breve.

"La asignación presupuestaria para la seguridad nacional y las actividades de los órganos policiales también experimentará un pequeño recorte anual", dijo Ernest Valéev, subjefe del comité de Seguridad y Lucha contra la Corrupción de la Duma (cámara de diputados). De esta forma, precisó, el gasto en defensa este año representará un 2,3% del Producto Interior Bruto, mientras que en 2017 será del 2,2%, en 2018 del 2% y en 2019 del 1,9%.

Al parecer, donde no habrá recortes será en los salarios de los militares, un apartado que el presidente ruso, Vladímir Putin, considera intocable, más aún con la campaña aérea en Siria en marcha.

Tampoco deberían verse afectados los programas de rearme, ya que el jefe del Kremlin ordenó en septiembre pasado al Gobierno que preparara un nuevo plan al respecto hasta 2025, que complementará al ya vigente, cuyo principal objetivo es mantener la paridad nuclear con Estados Unidos. "Las Fuerzas Armadas y otras unidades deben recibir armamento y equipos modernos que les permitan defender eficazmente a Rusia de las potenciales amenazas militares", indicó Putin.

Admitió que la elaboración del nuevo programa de rearme tuvo que ser aplazada durante dos años, decisión que los expertos relacionaron con la profunda recesión en la que se encuentra sumida la economía nacional desde finales de 2014.

Putin ha defendido el costoso programa de rearme, pese a la crisis económica, aduciendo que un Ejército moderno es garantía no sólo de la defensa nacional, sino también de la independencia de la política exterior del país. El ala liberal del Gobierno ha abogado en numerosas ocasiones, sin embargo, por disminuir los gastos en defensa para mantener intactos los programas sociales ya que la economía volverá a contraerse este año.

Por el momento, se desconoce si los recortes previstos influirán en la intervención en Siria, que comenzó hace más de un año, aunque Putin ya retiró el grueso de las fuerzas rusas desplegadas en ese país a principios de año.

En diciembre pasado Putin aprobó una nueva estrategia de seguridad nacional hasta 2020 que permite, en caso de que la diplomacia no surta efecto, el uso de la fuerza para la defensa de los intereses nacionales.