Ideal

Se enfrenta a cinco años de prisión por jugar a 'Pokémon Go en una iglesia'

  • La polémica está servida

Este blogero de 21 años podría ser condenado a cinco años de prisión por filmarse jugando a Pokemon Go en un templo ortodoxo de Rusia. El incidente ocurrió hace dos meses cuando Ruslan entró en la iglesia de Ekaterimburgo mientras jugaba a la conocida aplicación y se grababa cazando algunos pokemons.

El video, subido a youtube, ha superado el millón de visitas en unos pocos meses. Rusia lo acusa de ofensa a las creencias religiosas e incitación al odio por estos peculiares actos. Un conocido sacerdote ortodoxo ha declarado que todo el mundo sabe que una iglesia no es el lugar correcto para jugar a Pokemon Go.

El emplazamiento es un lugar muy conocido, al ser el mismo donde los bolcheviques asesinaron en 1918 al último Zar de Rusia.