Ideal

Una víctima de los experimentos nazis de Mengele perdona al 'contable de Auschwitz'

Eva Kor abraza a Oskar Groening, exmilitar de los SS.
Eva Kor abraza a Oskar Groening, exmilitar de los SS. / Foto: Daily Mail
  • Eva Kor abrazó a Oskar Groening, le dio las gracias, le tendió la mano y le perdonó. Él le sonrió, le dio un beso en la mejilla y escuchó sus palabras totalmente abrumado. Tanto que se desmayó

Tremenda imagen cargada de simbolismo y emotividad la que protagonizaron la superviviente del Holocausto Eva Kor, de 81 años, y Oskar Groening, de 91 años, conocido como el 'Contable de Auschwit'. Kor perdonó con un abrazo a este soldado de las SS cuando lo vio frente a frente en el juicio que se celebra en su contra por su participación en la masacre del famoso campo de concentración.

Según publica Daily Mail, Groening se sorprendió con el gesto de la anciana que había sido víctima, junto a su hermana gemela, de los terribles experimentos con humanos de Josef Mengele en el campo de concentración. Allí, él mismo se encargaba de recoger y contabilizar los bienes de los cientos de judíos que llegaban en vagones de ganado.

Sin embargo, al encontrarse, ella lo abrazó, le dio las gracias, le tendió la mano y le perdonó. Él le sonrió, le dio un beso en la mejilla y escuchó sus palabras totalmente abrumado. Tanto que se desmayó.

Las reacciones no se hicieron de esperad: La renconciliación fue criticada por otras víctimas y sus familias, que incluso la llamaron traidora, a lo que ella respondió: "Mientras entendamos que mi perdón es porque como víctima tengo derecho a ser libre y no puede ser libre de lo nos ha pasado, a menos que retire de mi hombro la carga diaria del dolor, la ira y perdone a los nazis - no porque se lo merecen, sino porque me lo merezco".

Cuando fue prefuntadada cerca de los motivos por los que lo había abrazado, Eva, que viajó más de 4.000 millas desde su casa en Indiana, Estados Unidos, a la audiencia en Lüneburg, aseguró que no había sido planeado y que quería darle las gracias por tener un poco de decencia humana en aceptar la responsabilidad de lo que ha hecho. "Siempre estuve interesada en vernos cara a cara, porque creo que hay una interacción humana que yo ni nadie puedoe predecir".

Hay que destacar quye Groening niega ser cómplice en el asesinato de al menos 300.000 judios en Auschwitz., pero ha pedido perdón por lo que él llamó su "culpabilidad moral".

Los experimentos

Eva y su hermana gemela Miriam fueron seleccionadas cuando tenían 10 año por Mengele, conocido como 'el Ángel de la muerte', para sus experimentos genéticos grotescos. "Ser elegido no significaba que a la persona se le fuera a asegurar la vida, pero significaba que no serían llevadas inmediatamente a la cámara de gas ".

Eva reveló que lo que tenía que mantenerse con vida por el bien de su hermana gemela. Sabía que si había muerto, sería sentenciar eficazmente a su hermana a la muerte.

A Miriam le falló un riñón en 1987 y posteriormente murió aunque Eva le había donado uno de los suyos.