"Que lo dejen tranquilo, que no hay que echarle de comer"

Diferentes opiniones sobre el caballo que adorna el Ayuntamiento de Granada