Los voluntarios exprés se echan a la calle

Los voluntarios seleccionan previamente a personas necesitadas para proveerlas de material. / Alfredo Aguilar

Un grupo de jóvenes recaudó dinero, compró kits de abrigo y los repartió a los 'sintecho' de la capital | Granada participa desde hace tres años en esta iniciativa gracias a la que se entregó material contra el frío valorado en dos mil euros

Ángeles Peñalver
ÁNGELES PEÑALVERGranada

María Rodríguez Aguilar, de 28 años, es el alma granadina de la jornada de voluntariado exprés que se ha celebrado por tercer año consecutivo en la capital. Mientras la gente pensaba en qué comprar por las rebajas del 'blackfriday', ella avisó a determinados grupos empresariales o profesionales -a través de redes sociales y correo electrónico- para que donaran dinero mediante la página web 'voluntariadoexpress.es', que pertenece a una plataforma nacional de solidaridad para personas sin hogar.

Tras cerrar la colecta, María -Mewy para los amigos- se dirigió con los voluntarios a comprar todos los kits de abrigo en una conocida cadena de deportes -fueron 20 paquetes con sacos, calcetines, abrigos...- para posteriormente ponerse en marcha y repartirlos por las calles de Granada, donde en las últimas semanas habían localizado a personas sin hogar necesitadas de ropa.

Esta iniciativa empezó en 2012 en Madrid tras una ola de frío que azotó a toda España, entonces un empleado de banca, Miguel -amigo de Mewy-, decidió mandar un mail muy simple a sus amigos íntimos para recaudar fondos ese mismo día, para por la tarde ir a comprar material de abrigo y repartirlo por la noche a las personas sin hogar.

Aquel primer año se recaudaron 2.033 euros en nueve horas y se repartió material a 40 'sintecho' madrileños. En 2013 se repitió la iniciativa, colectaron 8.515 euros en nueve horas y dieron enseres de abrigo durante la noche a 180 mendigos de la capital de España.

Granada se subió al carro de la solidaridad exprés hace tres años, en 2014. La iniciativa empezó a crecer. En noviembre de 2016, ya lograron 96.823 euros en 12 ciudades españolas gracias a 1.505 donantes. «Este año 2017 acabamos de recaudar algo menos, unos 87.500 euros en toda España. Cada kit de los 20 que hemos repartido en Granada vale unos 100 euros. En total, hemos gastado dos mil euros en ropa», apostillaba la organizadora local en la sala de trabajo Errante, donde citó a los voluntarios para planificar el reparto de material por la capital.

«Yo desde que conocí la iniciativa he aportado mi grano de arena y hoy, por supuesto, también he donado», explicaba José Antonio Barrionuevo, dueño del local donde se organiza la recepción del material de abrigo y la posterior batida para su reparto.

«La verdad es que desde el primer año han cambiado mucho las cosas. Entonces, lo organizamos en mi casa. Y ahora mira, ya tenemos más estructura», explicaba orgullosa Mewy.

A pocos metros de ella estaba Lorena Peña, una estudiante de profesorado de español para extranjeros, de 24 años, que había visto la petición de ayuda por redes sociales y no se lo había pensado dos veces. «He venido sola y es la primera vez que me animo a hacer un voluntariado social, antes lo había hecho medioambiental. Me parece una forma bonita de ayudar, especialmente en este tiempo de 'blackfriday' en el que nos devora el capitalismo salvaje», se despidió dispuesta a echarse a la calle en busca de alguien que necesitase abrigo.

Fotos

Vídeos