ideal.es
Miércoles, 22 octubre 2014
lluvia
Hoy 10 / 18 || Mañana 9 / 19 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Cierra la última droguería tradicional de Granada

GRANADA

Cierra la última droguería tradicional de Granada

Perfumería Salamanca funcionaba desde 1932 y en ella se hacían hasta fórmulas magistrales para quitar manchas

23.12.12 - 00:25 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
A Enrique Ballesta los clientes de toda la vida le daban el pasado lunes la mano y le decían que lo sentían. Parecía que le estuvieran dando el pésame. Y en realidad eso es lo que hacían porque cerraba su negocio después de ochenta años de actividad. Se llama (se llamaba, porque ya hay que hablar en pasado) Droguería Salamanca porque está ubicada en esa céntrica calle de Granada. Enrique les daba la mano a sus clientes con una lombriz de emoción en la garganta y las cuencas de sus ojos encharcadas de lágrimas. No era para menos. Se trata de la última droguería tradicional de Granada, la que un día llamaron la sucursal de la Gruta de Lourdes porque allí se encontraban los milagros para cualquier desaguisado domésticos.
-Enrique... ¿cómo puedo limpiar una mancha de tinta sin que quede rastro?
Y Enrique le daba su fórmula magistral y un consejo:
-Le voy a dar un líquido, lo echa usted sobre la mancha y deja la prenda todo el día a la intemperie.
Eso tiene el progreso, que todo lo que toca lo convierte en nostalgia.
El cartel
En estos últimos días cientos de granadinos se han sorprendido del cartel de la fachada que decía que era la última semana de vida de la droguería. El negocio liquidaba sus últimos restos y muchos han entrado con la intención de comprar parte del pasado: desde rollos de papel higiénico El Elefante hasta polvos para hacer betún.
La droguería Salamanca estaba abierta desde 1932. La fundó Domingo Alonso y después la compraron Juan Mejías y Enrique Ballesta Carrera. Éste último compró en 1952 la parte a su socio y se hizo el único dueño del negocio. En 2008 Enrique Ballesta Carrera decide jubilarse y pasa el testigo a su hijo Enrique, el cual no ha podido soportar los avatares que le han llevado a tomar esta decisión.
-Mi padre murió en agosto y con él la sabiduría de un negocio. Yo estoy un poco tocado del corazón y dentro de dos años se me acaba el contrato de arrendamiento con el dueño del local. Y no puedo asumir el coste de la subrogación. Además, ya no se vende como antes. Comercialmente el centro está muerto.
Esas son las circunstancias que han hecho a Enrique Ballesta Martos tomar una decisión que le ha hecho llorar y pasar muchas noches en vela.
En la droguería Salamanca se podría encontrar productos específicos que era imposible encontrar en las grandes superficies. Además, la recomendación de un experto. Allí se podía buscar la solución para quitar los restos del cemento en cualquier superficie, cómo eliminar las manchas amarillas de los tejidos almacenados o cómo cuidar las pieles. «Esto ha sido una especie de botica, droguería y una tienda en la que se podían encontrar cosas muy específicas. Teníamos desde tetracloruro al peso hasta aditivos de alimentación. Por hacer hasta hacíamos pinturas», comenta Enrique, que dice que todo lo que aprendió del negocio fue a través de su padre.
La droguería Salamanca apenas ha cambiado de aspecto en sus ochenta años de vida. En sus mostradores de madera están las huellas del tiempo. Por sus estanterías han pasado todo tipo de productos relacionados con la pintura y la limpieza del hogar. Incluso a la entrada a la derecha hay un pequeño habitáculo en donde se ponía la cajera. Hoy el paso del tiempo ha podido con todo. Esther, la dependienta, decía que a partir de ahora no sabe nada de su futuro. Han sido años los que ha pasado detrás de aquel mostrador por el que ha pasado media Granada en busca de un remedio casero.
A veces el tiempo se comporta como un quitamanchas que te deja sin rastro del pasado.
En Tuenti
Cierra la última droguería tradicional de Granada

Enrique Ballesta ha echado el cierre definitivo a su negocio. :: RAMÓN L. PÉREZ

Descuentos
Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.