ideal.es
Viernes, 18 abril 2014
sol
Hoy 10 / 26 || Mañana 10 / 26 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Mare Nostrum irá a la subasta para adquirir el Banco de Valencia y cotizar así en la Bolsa

GRANADA

Mare Nostrum irá a la subasta para adquirir el Banco de Valencia y cotizar así en la Bolsa

La entidad en la que se integra CajaGranada está a la espera de que el Gobierno legisle y fije nuevos requerimientos de provisiones para impulsar su tamaño

21.01.12 - 00:36 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El Banco Mare Nostrum (BMN), en el que están integradas Caja Murcia, Caixa Penedés, CajaGranada y Sa Nostra, no ha tenido tiempo para la autocomplacencia en su primer año de vida. Nada más tomar posesión al frente del nuevo Gobierno de España, su presidente Mariano Rajoy anunció que una de sus prioridades es una nueva reforma del sistema financiero. Si cabe, de mucho mayor calado que la anterior que llevó a cabo el Ejecutivo de Zapatero. Los plazos marcados por Rajoy son claros: ha de estar definida a mediados de febrero, para que las entidades sepan a qué atenerse y qué pasos han de dar.
Y con esta segunda oleada de concentración del sector de por medio, la cúpula de BMN está a la espera de que el Gobierno legisle y fije los nuevos requerimientos de dotación de provisiones y de solvencia. Pero según ha podido conocer este periódico, ya trabaja con la hipótesis más factible: una mayor exigencia de tamaño a las entidades. También de más capitalización.
Ante ese posible panorama, ante la hipotética necesidad de tener que salir a Bolsa para hacer que la entidad sea aún más fuerte y con un mayor nivel de capitalización, los ojos del grupo bancario en el que participa CajaGranada se han posado sobre una entidad cotizada como es el Banco de Valencia. Como se recordará, esta empresa fue intervenida por el Banco de España en noviembre pasado por su delicada situación, precisamente, de solvencia y de liquidez. El equipo gestor fue sustituido por personal del FROB y ha recibido una generosa inyección millonaria del Estado para reforzar sus niveles de capital. También un generoso crédito de 2.000 millones para garantizar su liquidez.
En semanas
Pues bien, BMN está a la espera de la decisión del Gobierno de enajenar el Banco de Valencia y acudir a la venta del mismo. Si lograra este objetivo, conseguiría entrar en Bolsa y tener más cercana la fuente de financiación de sus futuras necesidades. Las fuentes consultadas dan por seguro que el grupo seguirá este camino en cuanto esté abierto. Es más que probable que tenga que competir en la citada adquisición con Ibercaja y Banco Popular, que también estarían interesados en el banco valenciano.
Si BMN se impusiera finalmente en la subasta, ganaría un considerable tamaño puesto que sus activos se incrementaría en unos 27.000 millones de euros, lo que le impulsaría a la séptima posición en el ranking financiero nacional.
Los motivos que han impulsado a BMN a competir por hacerse con el Banco de Valencia son fundamentalmente dos: de un lado, complementaría su implantación en el Arco Mediterráneo y ganaría presencia en dos provincias clave, como son Valencia y Castellón; de otro, su salida a Bolsa estaría servida en bandeja y tendría más facilidad para convertir en acciones los bonos que vendió en octubre, precisamente para recapitalizarse.
BMN no puede perder tiempo puesto que el Banco de España ya ha anunciado que el Banco de Valencia saldrá a subasta en dos semanas. De hecho ya se ha distribuido el cuaderno de venta de la entidad.
Primer año
Estos últimos movimientos de BMN coinciden con su primer año efectivo como empresa financiera con entidad propia. El camino que como tal ha recorrido en estos meses, le ha aupado a situarse en la séptima posición entre los grupos bancarios que se han configurado a partir de la integración de diferentes cajas de ahorro. En duodécima, si consideramos el sistema financiero nacional en su conjunto. Siempre por volumen de activos, que alcanzaba en el primer semestre del pasado año los 73.055 millones de euros.
BMN respondió a las exigencias establecidas por el anterior Gobierno y por el Banco de España, de cara a contar con un grado de capitalización que se ajustara a determinados requerimientos. En octubre del pasado año completó con éxito el proceso de recapitalización mediante obligaciones convertibles necesariamente en acciones que alcanzó un montante de 250 millones de euros. De tal forma, que su capital principal pasó del 8,4% a situarse por encima del 9%. No tuvo que acudir, por tanto, a los fondos públicos del FROB y evitó de esta forma, que un representante del Estado haya ocupado el sillón que le hubiese correspondido en el consejo de administración.
La fortaleza y la solvencia de BMN, están por tanto fuera de duda tras este primer año en que ha caminado en solitario y ha tenido que hacer frente a la fuerte competencia de los homólogos que han surgido de la primera vuelta de la reestructuración del sistema financiero español -caso de Bankia, La Caixa, Unicaja-Caja España y otros-, así como de los grandes grupos bancarios nacionales, del tamaño de Santander o BBVA.
Si contemplamos otras variables, como número de clientes, 3,6 millones; de empleados, más de 8.000; o de oficinas, 1.528, repartidas por todo el Arco Mediterráneo, con las Islas Baleares incluidas, cabría concluir que estamos ante uno de los grupos mejor implantados.
En Tuenti
Mare Nostrum irá a la subasta para adquirir el Banco de Valencia y cotizar así en la Bolsa

De izda. a dcha., Antonio Jara, Carlos Egea, Fernando Alzamora y Josep Colomer, presidentes de las cuatro cajas del grupo bancario. :: IDEAL

Descuentos
Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.