ideal.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 14 / 30 || Mañana 13 / 32 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Unos 300 pacientes con labio leporino reciben un tratamiento pionero en Andalucía

GRANADA

Unos 300 pacientes con labio leporino reciben un tratamiento pionero en Andalucía

El Materno Infantil de Granada soluciona esta deformidad facial con técnicas quirúrgicas y otras que incluyen el uso de piezas ortopédicas

05.11.11 - 00:43 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Pocos hospitales en España tratan de manera multidisciplinar, y con un ortodoncista incluido, el labio leporino, que es un defecto congénito, una malformación facial, que consiste en una hendidura o separación en el labio superior. Afecta a uno de cada 700 nacidos, aproximadamente, y constituye el 15% de las malformaciones congénitas (de nacimiento).
«El nombre científico es fisura labio-palatina porque afecta al labio y al paladar, que no se unen en el útero materno. El bebé, en los casos más extremos, nace con el labio, la encía y el paladar abiertos hasta la campanilla», explica Adoración Martínez Plaza, cirujana maxilofacial del Hospital Materno Infantil de Granada.
Precisamente en ese centro se está abordando esta patología de manera pionera en Andalucía, con un equipo multidisciplinar integrado por Ricardo Fernández, cirujano pediátrico, y otros cirujanos plásticos, otorrinos, logopedas y pediatras. Entre ellos destaca la incorporación de un ortodoncista, Antonio José España, que con distintas prótesis y aparatos va corrigiendo algunas de las malformaciones. Ya en el nacimiento, se les pone a los niños una ortodoncia ortopédica que coloca «un poquito» en su sitio la nariz, el labio y la encía.
Antes de esto, todos los especialistas se ponen de acuerdo para secuenciar las múltiples intervenciones y tratamientos a los que tienen que someterse estos pacientes, que hasta ahora «eran abordados por cada profesional como cada uno entendía independientemente», aclara Adoración Martínez Plaza. Así sigue ocurriendo en muchas partes de España, donde aún no se ha implantado un protocolo tasado como el que ahora se aplica en Granada, según coinciden los expertos, muy contentos con los resultados que llevan obteniendo desde 2006. El proyecto forma parte de un protocolo mundial de excelencia.
«Desde que nace el niño, la unidad lo valora y hace una cronología de tratamiento hasta los 18 o 20 años. Es así porque luego hay anomalías en los dientes, en el desarrollo de la cara, tienen alteraciones al morder, en la posición de la mandíbula...», abunda la cirujana maxilofacial.
Actualmente hay 300 pacientes en tratamiento de todas las edades, muchos de ellos llegados de otras provincias de Andalucía. Algunos se han beneficiado de técnicas tan avanzadas como el alargamiento del maxilar (hueso del cráneo) mediante la implantación de unos tornillos que se van abriendo y poniendo el maxilar en su sitio.
«Al final, el cirujano plástico mejora las secuelas en general», añade el cirujano pediátrico. La mayoría de estos casos no son genéticos, pero sí los hay hereditarios. «Aunque en realidad no se sabe todavía su causa», apostilla Ricardo Fernández.
Hubo culturas, como la Maya, en las que consideraban a estas personas como dioses e incluso les hacían estatuas en su honor. «Pero, por lo general, el impacto psicosocial para la familia es bastante grande. Los padres tienden a esconder la malformación y desean que se solucione lo antes posible para poder mostrar al niño a los amigos y los familiares», recalca Antonio José España.
En Tuenti
Unos 300 pacientes con labio leporino reciben un tratamiento pionero en Andalucía

Antonio José España, Adoración Martínez y Ricardo Fernández, miembros del equipo que trata la deformidad facial. :: IDEAL

Descuentos
Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.