ideal.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 8 / 21 || Mañana 6 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Un enviado del Gobierno de Jordania, imputado por un delito contra el patrimonio en la Alhambra de Granada

GRANADA

Un enviado del Gobierno de Jordania, imputado por un delito contra el patrimonio en la Alhambra de Granada

El militar árabe estaba de misión para comprar un avión en España y fue sorprendido mientras inscribía su nombre en el Palacio de Carlos V

30.08.11 - 00:59 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Un oficial del ejército jordano, enviado por el Gobierno de su país junto a otros delegados para comprar un avión en Sevilla, está en libertad con cargos, pendiente de juicio después de ser sorprendido inscribiendo su nombre «con un objeto punzante» en una pared del piso superior del Palacio de Carlos V, junto a una hornacina, suceso del que informó IDEAL el 14 de agosto. El acusado mostró su desconocimiento sobre la ilegalidad de este tipo de actos cuando declaró ante el juez, porque en su país «era algo habitual».
La historia que había detrás es sorprendente. Mohamad Joradat estaba en España de misión especial. El Gobierno jordano quería adquirir un avión para aumentar su flota aeronáutica militar. Este suboficial de 36 años decidió darse una escapadita por el monumento nazarí desde Sevilla, junto a otros enviados de la delegación jordana, para visitar el palacio renacentista de la colina roja. No les importó el sofocante calor que caía el 13 de agosto a las cinco de la tarde en la ciudad. Tras dar vueltas y vueltas deleitándose con la construcción de Pedro Machuca y poco antes de finalizar esta visita, el militar jordano quiso dejar su impronta en una pared de esta joya arquitectónica.Tuvo mala suerte. Unos turistas avisaron al personal de seguridad de la Alhambra de que un individuo estaba ‘cincelando’ una inscripción en una de las paredes del nivel superior. Los vigilantes lo sorprendieron ‘in fraganti’ y lo retuvieron mientras llegó la Policía Nacional.
El enviado del Gobierno jordano tuvo tiempo de dejar marcada la pared con la inscripción de su apellido: «Joradat», aunque en el momento de ser sorprendido estaba en compañía de otras dos personas más. ¿Tenían pensado también ellos poner su nombre en piedras con más de 400 años de historia?
Nervioso
El delegado del Gobierno jordano se mostró, según han narrado testigos presenciales del incidente, bastante nervioso tras la llegada de la Policía Nacional. Quizá por la repercusión o el alcance que podía tener haber inscrito su apellido en la pared de un bien de interés cultural y estar desempeñando una misión del Gobierno de su país.
La Policía Nacional lo tuvo detenido hasta el día siguiente, domingo 14 de agosto, cuando pasó a disposición judicial. Antes comunicaron a la embajada de Jordania en Madrid la detención de Mohamad Joradat, organismo donde no pasó desapercibido este arresto. Son las cosas del destino: el acusado llegó en representación de su país y se vio entre rejas por culpa de una negligencia tipificada como delito en el Código Penal español. La Policía Nacional informó del suceso a la Fiscalía provincial.
Una vez sentado ante el juez, el acusado pidió «disculpas al pueblo español» y volvió a reconocer su desconocimiento sobre la trascendencia penal que conlleva atentar contra el patrimonio histórico en España. La idea inicial era tramitar la denuncia como un juicio urgente, para ello se tomó declaración al militar jordano y a un vigilante jurado de la Alhambra de los que sorprendieron al imputado realizando la inscripción.
La Fiscalía provincial acusa de un delito contra el Patrimonio Histórico al enviado del Gobierno jordano y durante la vista inicial pidió la apertura de diligencias para tramitar este asunto como un juicio ordinario. En principio se hizo una tasación valorada en 300 euros de los daños ocasionados, pero al tratarse de un BIC –Bien de Interés Cultural–, la Fiscalía provincial solicitó una tasación más adecuada realizada por un restaurador.
Quería pagar los daños
El enviado del Gobierno jordano se mostró decidido a pagar, durante la declaración judicial, los daños ocasionados en la piedra del Palacio Carlos V con tal de zanjar el problema y pasar capítulo. Finalmente no pudo hacerlo. El juez decidió abrir diligencias y continuar adelante, por el procedimiento ordinario, con la instrucción de este caso, haciendo caso a la Fiscalía provincial. El acusado está en libertad con cargos, imputado por un delito contra el patrimonio histórico y está obligado a comunicar en el juzgado cualquier posible cambio de domicilio, antes de la celebración, si llegara el caso, del pertinente juicio. El acusado no tiene su residencia principal en España.
La dirección de la Alhambra también ha sido citada ante el juzgado de instrucción número 5 para que informe de la cuantificación de los daños originados por este incidente y el coste que puede conllevar su restauración. De momento, el Patronato de la Alhambra no ha remitido ningún tipo de informe ni a la Fiscalía provincial ni al juzgado responsable de instruir el caso sobre este asunto.
La Fiscalía provincial especializada en delitos contra el Patrimonio y Medio Ambiente ha informado de que este tipo de negligencias son «delitos importantes», que están tipificados con penas de cárcel en el CódigoPenal.
La dirección de la Alhambra ha optado por no pronunciarse sobre lo ocurrido, mientras el asunto permanezca en los juzgados. La Fiscalía provincial ha solicitado que el autor de los hechos sea condenado por el artículo 323 del Código Penal y sea obligado a restaurar de su dinero el daño originado en la piedra del Palacio de Carlos V. Un lugar donde no hay una, sino decenas de inscripciones salpicadas por sus paredes de turistas que han querido dejar sellada su visita. Estos últimos no fueron cazados.
En Tuenti
Un enviado del Gobierno de Jordania, imputado por un delito contra el patrimonio en la Alhambra de Granada

Turistas en el Palacio de Carlos V, donde se registró el suceso, ayer por la mañana. :: R. QUESADA

Descuentos
Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.