ideal.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 8 / 14 || Mañana 7 / 14 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
José Luis Figuereo, cantante de El Barrio: «Me acuesto tranquilo y me siento realizado porque mi público me apoya»

Cultura-Granada

José Luis Figuereo, cantante de El Barrio: «Me acuesto tranquilo y me siento realizado porque mi público me apoya»

Encara la recta final de su gira 'Duermevela' y mañana canta en Granada antes de descansar ocho meses para preparar su nuevo trabajo, del que ya tiene ocho temas hechos

05.11.10 - 02:08 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Dicen que no hay dos sin tres y José Luis Figuereo (Cádiz, 1970) es 'el Selu', como lo llaman sus amigos, o El Barrio, como lo conocen sus miles de fans. Además de tener una trinca de nombres, vuelve a Granada por tercera vez este año para actuar ante sus incondicionales 'barrieros'. A ellos les ofrecerá este sábado, en el Palacio de Deportes, a las 22 horas, un concierto especial fin de gira. Con él se acaba el disco 'Duermevela', que se ha convertido en un superventas en la época de Internet. Y, después de seis ciudades más, empiezan ocho meses de descanso antes de presentar nuevo álbum en noviembre de 2011.
Lejos de lo laboral, de lo que se conoce de este tipo que ha universalizado el sombrero negro en la España actual, confiesa a través del hilo telefónico que espera su segundo hijo con mucha ilusión. Que le queda «un cuarto de hora» para quedarse calvo, aunque eso es un secreto muy bien guardado debajo de los gorros que adquiere en la Sombrerería Mil, de la calle Fontanella, de Barcelona.
Responde desde su casa de Cádiz. Se disculpa por los ruidos de fondo. Se encuentra en una habitación donde tiene más de 450 pájaros, canarios en su mayoría. La canaricultura es su gran afición. Así de sencillo. «El año pasado quedé tercero en el campeonato de España en las categorías 'Rojo intenso' y 'Rojo nevado'».
-Mucho tiempo no tendrá para cuidar a sus 450 canarios...
-Bueno, he enseñado a mi padre.
-¿Lo de venir tanto a Granada cómo se explica?
-Cantar en Andalucía siempre es un gusto y un honor.
-El otro día Miguel Ríos se despidió en el Palacio de Deportes después de 50 años en la música. ¿Aspira a algo parecido?
-No, no es posible porque yo no he nacido para morir en la plaza; y en el momento en que no me llegue la inspiración o sienta que ya no soy yo, no me gustaría defraudar al público y una retirada a tiempo es una victoria. No quiero engañar a nadie. No quiero decir que Miguel Ríos haya tenido una derrota. Pero creo que la música como carrera de fondo es muy ingrata.
-¿Entonces tiene ya la fecha de retirada prevista, ahora que está en su máximo apogeo?
-No porque llevo poco tiempo. Pero mi casa de discos sabe que yo no voy a morir en la plaza.
Las misma casa de discos
-El 23 de noviembre publica la caja 'Al sur de la Atlántida', con sus nueve discos y un deuvedé. Tal y como están las ventas, ¿no es un poco locura?
-Esas locuras son las de las casas de discos... Es cierto que me encuentro en los conciertos con mucha gente que me pregunta dónde puede conseguir mi primer y mi segundo álbum. En esa caja va toda mi vida y la casa de discos, por supuesto, quiere estar presente. No voy a ser yo quien le quite la ilusión a nadie, pero ya sabemos los tiempos que corren.
-Sigue con Senador, la compañía independiente que editó su primer trabajo. ¿No ha tenido tentaciones de multinacionales, cuando 'Duermevela' fue uno de los discos más vendidos el año pasado en España?
-Ha habido ofertas. Pero me gusta seguir con la familia de siempre. Es que las casas de discos grandes no te consideran persona y pasas a ser un número. Aquí miman mi trabajo. Me siento totalmente identificado con la imagen que hay de mí en la calle.
-¿Cuántos miles y miles de personas han acudido a los 80 conciertos de la gira que acaba?
-(Risas) No lo sé, ha sido horroroso. Es de agradecer. Ha sido fuera de lo normal. Ahora tenemos lleno de nuevo el Palacio de los Deportes de Madrid, que son 16.000, y es la cuarta vez esta temporada. Barcelona está lleno, y son 20.000. Granada, Málaga y Sevilla creo que van a reventar... está bien.
-Con esas cifras dormirá bien.
-Sí, por el momento me acuesto tranquilo y me siento realizado porque veo que mi público me apoya.
-¿Y con qué sueña cuando duerme?
-Con mantenerme en la música y no desaparecer.
-¿Y en lo social?
-Soy una persona que no suele estar mucho tiempo en la calle; al contrario, me gusta estar en familia y en mi casa. Aquí tengo todo lo que puedo querer, estoy muy tranquilito.
-¿Por cierto, es verdad que está a la espera de ser padre por segunda vez?
-Sí. (Risas). Eres la única periodista que lo sabe. Y muy contento, la llegada de un hijo siempre es importante.
-¿Y si sus hijos le dicen el día de mañana 'papá quiero ser artista'?
- Pues los apoyaría en todo lo que pudiera. Qué padre no apoyaría a su hijo.
-¿A usted le respaldaron mucho en sus inicios con la guitarra?
-¿Respaldado? No. Sólo mi público con el boca a boca me ha hecho llegar donde estoy. Y la compañía Senador, que siempre ha creído en mí. Pero ya está, hasta ahí me lo he buscado yo todo.
-¿Porque cree que es un artista que genera odios y amores por igual, algo parecido a lo que le ocurre a Enrique Bunbury?
-Pues no lo sé, pero me da igual. A quien le guste, pues genial. Y a quien no, también. Yo me conformo con la gente a la que le gusto.
«Me estoy haciendo mayor»
-Antes de llamarle miraba en el Facebook que, además de su página oficial, había otra creada por un fan suyo marroquí llamado Naoufal, con más de 40.000 seguidores. ¿Impresionante, no?
-La verdad, no soy persona de nuevas tendencias, nunca he estado en un Facebook, ni sé lo que es.
-Entonces, en qué se fija, dónde le toma el pulso a los sentimientos del público para tener tanto éxito y conectar con él.
-Me estoy haciendo mayor desgraciadamente y uno empieza a ver la televisión y a reparar en cosas que antes no hacía... y lo que se ve no es bueno.
-Dice que se va a descansar ocho meses. ¿Qué es lo primero que hará cuando se baje del escenario en el último concierto?
-(Risas) Lo que suelo hacer todos los años: pego un chillido muy grande y digo '¡se acabó!'. Llevo desde octubre del año pasado, ya me hace falta un descansito y venirme a Cádiz.
-Mienta lo mínimo, por favor... Seguro que ya tiene varios temas de su siguiente álbum.
-Pues sí, ocho canciones, para qué decir lo contrario, y van a sonar muy parecidas a los discos del principio. En total, serán unos 12 temas.
-¿Título?
- (Risas). Va a haber mucha gente que se va a ver reflejada. Hasta ahí puedo leer.
-¿Le preocupa qué hacer en el siguiente disco para superarse?
-Esa preocupación la tiene todo el mundo, creo yo. El miedo ese de pensar qué hago yo ahora para superar lo último no se me va a quitar así tan fácil. Porque en cuantito que saque algo medio regular, el público ya te está diciendo «¡marchando!».
En Tuenti
José Luis Figuereo, cantante de El Barrio: «Me acuesto tranquilo y me siento realizado porque mi público me apoya»

José Luis Figuereo, 'el Selu' como lo llaman sus amigos, actúa mañana en el Palacio de Deportes de Granada. :: INMA G. LEYVA

Descuentos
El blog de ideal.es sobre cine (o algo parecido... [+]
Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.