ideal.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 19 / 38 || Mañana 19 / 38 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Avilés se reinventa gracias al 'efecto Niemeyer'

CULTURA

Avilés se reinventa gracias al 'efecto Niemeyer'

El mítico arquitecto ultima un puntero centro cultural para revitalizar la ciudad asturiana

25.08.10 - 01:58 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Una ciudad de pasado industrial pujante y presente deprimido después de una dura reconversión, que busca resituarse en el mapa gracias a unos edificios espectaculares y una programación artística de calidad internacional. Con ese planteamiento Bilbao se puso al día en los años noventa del pasado siglo, y con la misma estrategia Avilés quiere ahora atraer a visitantes que antes no habrían tenido ningún motivo para acercarse a la localidad asturiana.
Sus armas principales, un conjunto arquitectónico diseñado por el brasileño Oscar Niemeyer (Río de Janeiro, 1907), premio Pritzker y Príncipe de Asturias, con un auditorio, una sala de exposiciones, un edificio polivalente y una torre mirador desde la que se podrá observar todo Avilés: una manera de reivindicar el nuevo estatus al que aspira la villa. Su consejo asesor está formado por el cineasta Woody Allen, el científico Stephen Hawking, el escritor Paulo Coelho y el matemático Vinton Cerf, uno de los padres de Internet, lo que revela sus objetivos culturales y educativos. Y la programación preliminar ha contado con un concierto de Paco de Lucía, un recital de la soprano Barbara Hendricks, un encuentro con Sam Mendes, director de la película 'American Beauty', y una actuación de Kevin Spacey, actor principal en el mismo filme y dueño del teatro Old Vic de Londres, con el que ya se ha firmado un acuerdo de colaboración.
El nuevo complejo, construido en los terrenos que ocuparon los altos hornos de Ensidesa y al lado de la ría, se llamará Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer. Su presupuesto inicial era de 24,5 millones, pero ha subido hasta los 32,5 por la complicada construcción de la caja acústica del auditorio, un escenario de dos caras que podrá utilizarse para representaciones dirigidas a una sala con mil butacas, o hacia el exterior, a una plaza para 10.000 espectadores.
La fecha de inauguración que se baraja es la del próximo 15 de diciembre, en la que el arquitecto brasileño celebrará su 103 cumpleaños. Pero antes de la apertura ya se habla del 'efecto Niemeyer' y de sus réditos: la revitalización de la ciudad, incluido su casco histórico, y una actividad, sobre todo turística, que aportará a Avilés unos 32 millones de euros, en su mayoría destinados a la hostelería y al comercio, que en los primeros nueve años necesitarán más de 4.000 nuevos empleados.
Rapidez y críticas
La historia del centro comenzó cuando Natalio Grueso, su actual director, trabajaba para la Fundación Príncipe de Asturias y pidió a los premiados algo especial para celebrar el 25 aniversario de la institución. Como el director de orquesta Daniel Barenboim se comprometió a dar un concierto, y Woody Allen a rodar una película en el principado, Niemeyer se decidió por regalar el diseño de un edificio, el primero en España después de una fructífera carrera con más de mil obras, entre ellas la histórica construcción de Brasilia.
En el conjunto avilesino, de color blanco, Niemeyer homenajea a las dos características principales de su estilo, la línea curva y el hormigón, ahora con una técnica de volcado en moldes de PVC que permite una mayor rapidez constructiva. De hecho, la primera piedra se colocó en abril de 2008, por lo que el complejo podría estar acabado en menos de tres años.
Su apuesta cultural se basa en la versatilidad, al contar con el auditorio, un espacio expositivo diáfano de unos 4.000 metros cuadrados y un edificio polivalente con cine, salas de ensayo y sitios para reuniones y conferencias. Todo ello pretende combinar distintos espectáculos, debates de alto nivel y cursos de figuras relevantes de sus respectivas disciplinas.
Brad Pitt
Uno de los primeros proyectos estables es el Film Centre para la divulgación y formación cinematográficas, que estará dirigido por Woody Allen. El actor Brad Pitt, un enamorado de la arquitectura, ya ha pasado por Avilés para visitar el centro Niemeyer, como ya ha visitado -en dos ocasiones- el Guggenheim Bilbao y el hotel de las bodegas Marqués del Riscal en Elciego, diseñado por Frank Gehry.
Las voces críticas han alcanzado un volumen considerable. La oposición, del Partido Popular, ha ido cambiando su postura, y de criticar el proyecto ha pasado a alabarlo, aunque también señalan que su acelerada puesta en marcha bien podría deberse a la celebración de las elecciones municipales y autonómicas en 2011.
La cercanía con el centro cultural LABoral de Gijón ha hecho a más de uno preguntarse si no hay un exceso de apuestas por similares tipos de infraestructuras. Pero ya está claro que la revitalización de la ciudad tendrá como eje este proyecto, de cuyos alrededores se ocupará el estudio de Norman Foster. Oficinas, hoteles, locales de ocio y comerciales, edificios residenciales y espacios para congresos limpiarán las últimas esquirlas de acero y situarán a Avilés en la vanguardia del siglo XXI.
En Tuenti
Avilés se reinventa gracias al 'efecto Niemeyer'

Obreros trabajan en el remate del conjunto. A la derecha, el hall del auditorio y una vista aérea del proyecto arquitectónico. :: IDEAL

Avilés se reinventa gracias al 'efecto Niemeyer'
Avilés se reinventa gracias al 'efecto Niemeyer'
Descuentos
El blog de ideal.es sobre cine (o algo parecido... [+]
Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.