El AVE superará los 300 Km/h en tres tramos pero tendrá que frenar en el embudo de Loja

Pablo Nieto supervisa la infraestructura en Loja, con la cabeza del tren laboratorio fuera de los 160 metros de longitud que mide el túnel de San Francisco./
Pablo Nieto supervisa la infraestructura en Loja, con la cabeza del tren laboratorio fuera de los 160 metros de longitud que mide el túnel de San Francisco.

IDEAL se sube en el tren laboratorio para completar los 126 kilómetros de la línea de alta velocidad entre Granada y Antequera

JORGE PASTOR y M. V. COBOGranada

El BT02, procedente de la base de Talgo en las Matas (Madrid), llegó el jueves a Granada a las cuatro menos veinte de la tarde, según marcaba el reloj de la estación de Andaluces. Su presencia no pasó desapercibida. ¿Un tren en la línea del AVE? Sí, un tren el la línea del AVE. La misma que lleva tres años construyéndose. Un hecho extraordinario que suscitó la expectación de los propios ferroviarios que estaban de turno y también de todos los que pasaban por allí y que, cámara en ristre, no dudaron en inmortalizar un acontecimiento que, en efecto, tenía algo de extraordinario. Era la tercera vez desde el pasado 1 de diciembre, desde que el ministro Íñigo de la Serna diera por concluidas las obras del AVE y pronunciara aquella frase de que «las pruebas durarán bastantes meses», que el famoso 'tren laboratorio' asomaba el bigote por estos pagos.

Allí estaban también unos reporteros de IDEAL, dispuestos a vivir en primera persona la experiencia de completar los 126 kilómetros que separan Granada de Antequera a bordo del mismísimo BT02, una máquina con la que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) realiza el control geométrico y dinámico de una infraestructuras por la que pasarán -aún no se sabe si este año o el que viene- AVEs que en tres tramos superarán los trescientos kilómetros a la hora. Entre Íllora y Pinos Puente, entre las Salinas y Archidona y en alguno de los llanos ya cercanos a Antequera. Una velocidad que, debido a la cicatería presupuestaria, se tendrá que reducir drásticamente entre Loja y Riofrío porque el trazado sinuoso impedirá que los AVEs vayan a más de 65 kilómetros a la hora.

65
El AVE no podrá circular a más de 65 kilómetros por hora entre Loja y Riofrío.
El túnel de Loja mide 160 metros
La longitud de un AVE convencional es de 200 metros.

El BT02 echó a andar a las 16:20 horas. A los mandos Javier, el conductor asignado a este BT02. A su derecha, Pablo Nieto, responsable de circulaciones en pruebas, que desde el mismo momento de arrancar no paró de dar indicaciones sobre cómo debe transitar el BT02 en cada uno de los tramos. «Aquí a 160 kilómetros, aquí reduce, aquí pita...» En esta ocasión se trataba de un sencillo recorrido de reconocimiento emulando ya, en la medida de lo posible, condiciones reales de viaje del AVE con pasajeros a bordo. Esta vez no estaba previsto que se tomaran datos -en el vagón principal hay dispuestos a los lados ambas hileras de ordenadores donde los técnicos registran toda la información-, pero sí verificaciones para seguir avanzando poco a poco hacia ese momento, aún por determinar, en que se inicie la explotación comercial del AVE y se acabe alguna vez con esta sonrojante situación de aislamiento ferroviario que, según los cálculos realizados por la Diputación, ha supuesto un quebranto superior a los cuatrocientos millones de euros a la economía granadina y la pérdida de competitividad en mercados tan importantes como el de turismo de congresos.

Nadie en Adif ni Fomento anticipan una fecha de inicio de la explotación comercial

Sin novedad en el trayecto hasta llegar a las inmediaciones de Loja. En los andenes del futuro apeadero del AVE se observaba, desde la locomotora del BT02, operarios en plena faena. Aún hay tajo. Como lo había en la antigua estación de San Francisco, donde todavía no está finalizado el paso elevado, el único acceso que tendrán los vecinos de este barrio lojeño, tan vinculado a la historia del tren en la provincia. El BT02 se tuvo que parar a unos trescientos metros. A pesar de las indicaciones dadas en el momento de iniciar la marcha, no se había retirado la pasarela metálica que permite a la gente cruzar de un lado a otro de la vía mientras se termina la definitiva. La operación, asistida por una enorme grúa pluma, tardó unos minutos en desarrollarse. Ese obstáculo tendrá que desaparecer de allí sí o sí en las próximas semanas. Por lo pronto, para el mes de mayo está prevista una nueva visita de este BT02, pero también del Séneca, otro tren laboratorio, éste ya sí con la forma del pato del AVE, que está compuesto por tres coches intermedios y una cabeza sin motorización.

Túnel de San Francisco

Ya estamos en el túnel de San Francisco, objeto de polémica en las últimas semanas a raíz de que el presidente de la Diputación, José Entrena, levantara algunas dudas sobre sus dimensiones y los problemas que podría haber en el supuesto de una emergencia. Alto en el camino. Llegó el momento de comprobar, in situ, si entre el tren y el muro cabe una persona, teniendo en cuenta que los protocolos de urgencia en este punto dicen que la evacuación se tendría que hacer sólo por un costado -el izquierdo en sentido Granada y el derecho en sentido Antequera- y que se procuraría hacer siempre por la parte del AVE que quedara fuera al haber una diferencia de cuarenta metros entre los 160 metros de este subterráneo y los 200 metros de longitud de un AVE convencional. Caber el cuerpo de un adulto sí que cabe. Adif asegura que el túnel cumple con la normativa de seguridad. Ahora bien ¿qué sucedería ante una urgencia real? Fíjense en la foto de la derecha y que cada cual saque sus propias conclusiones. Más allá de conjeturas, de que el túnel se ha diseñado sobre base hormigonada -no de balasto- para que los pasajeros puedan salir sin tropezar y de la pendiente para 'dejar caer' el AVE en caso de avería, el hecho cierto es que todo esto se hubiera evitado con la construcción de la Variante de Loja. Y es que las curvas entre Loja y Riofrío obligan a aminorar la marcha hasta los 65 kilómetros por hora.

Desde Riofrío hasta Antequera, coser y cantar. Comprobaciones en los sistemas de seguridad ASFA, que anticipan al maquinista la luz de los semáforos en la traza, y ERTMSN2 de supervisión continúa de la marcha en función de lo que el AVE se encuentra por delante. Y camino ya de Bobadilla, donde esa noche pernoctará el BT02 y su tripulación, travesía por el túnel de 3,3 kilómetros de Quejigares (153 millones de euros) y por el espectacular viaducto de 3,5 kilómetros de Archidona, a partir del cual empieza ya sí la doble vía.

Láser y ultrasonidos

Los 126 kilómetros de la línea del AVE que unen Antequera y Granada se revisan de arriba a bajo dentro de la fase de pruebas que monitoriza la Agencia Española de Seguridad Ferroviaria. Esta fase de revisión previa a la puesta en marcha arrancó el 1 de diciembre, cuando el ministerio de Fomento dio por concluidas las obras. Acumula ya más de cuatro meses, a paso lento pero constante, «a pleno rendimiento», según señalan desde Fomento a este periódico.

En una información remitida por el Ministerio se detalla que en la fase de pruebas se trabaja actualmente en el chequeo de infraestructura, vía y electrificación, además de en los elementos de control de tráfico. Así, ya se habría hecho una auscultación de la vía mediante láser, así como pruebas dinámicas con trenes de Adif para las pruebas. Los citados trenes se han visto en un par de ocasiones por Granada. En la segunda de las pruebas se hizo ya con una comprobación de las catenarias, para comprobar la electrificación. En ambos viajes se superaron los 200 kilómetros por hora. En el detalle de la información remitida por Fomento, se apunta que, además de los trenes, se está usando un carro manual en el tramo de Riofrío y Loja, así como equipos de ultrasonidos. Se han efectuado tareas de amolado del carril para pulir desperfectos, tanto en la vía como en los desvíos. Se han inspeccionado soldaduras y se han hecho comprobaciones de las radiocomunicaciones.

Las pruebas de carga, que se hacen colocando peso encima de las 41 estructuras del tramo que lo requieren, ya estaría al 75%, según apuntan desde el Ministerio, que prevé acabar estas pruebas a primeros de mayo. Está previsto que se proceda «en breves fechas» al paso del perfilómetro en puntos singulares de la línea, como túneles, andenes y pasos superiores.

En cuanto al control de tráfico, ya se habrían ajustado los enclavamientos electrónicos de Antequera Santa Ana en pruebas de laboratorio, así como en Antequera Alta Velocidad. También en Íllora y Granada se han ajustado estas telecomunicaciones.

Fuentes del sector ferroviario han explicado que los datos aportados por Fomento apuntalan la idea de que las pruebas siguen avanzando, pero que queda todavía un largo camino por delante. De hecho, hasta el momento la presencia de trenes ha sido muy limitada, y agregan que el grueso de las pruebas se hará cuando empiecen a pasar una y otra vez las máquinas, para que sea lo más similar al uso que tendrá la vía.

Más

Fotos

Vídeos