Sobreseen la causa sobre el crimen de Las Gabias por extinción de responsabilidad

Minuto de silencio en la Plaza del Carmen por la muerte de María del Mar Contreras a manos de su pareja en el campo de tiro de Las Gabias. /RAMÓN L. PÉREZ
Minuto de silencio en la Plaza del Carmen por la muerte de María del Mar Contreras a manos de su pareja en el campo de tiro de Las Gabias. / RAMÓN L. PÉREZ

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer 1 de Granada ha dictado la ausencia la responsabilidad criminal debido al fallecimiento del presunto autor de los hechos

EFE

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer 1 de Granada ha sobreseído, por extinción de la responsabilidad criminal, la causa sobre la muerte por disparos en un campo de tiro de Las Gabias (Granada) de una joven de 21 años y de su expareja, de 24, que presuntamente se suicidó tras acabar con la vida de ella.

Con este formalismo queda cerrada la vía penal de esta causa que instruyó inicialmente el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 3 de Santa Fe (Granada) hasta que se inhibió en favor del de Violencia sobre la Mujer tras conocerse el resultado de la autopsia y el informe de la Guardia Civil, que apuntaban a que la muerte de la chica fue intencionada y la de él, un suicido posterior.

Según han informado a Efe fuentes judiciales, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer 1 de Granada ha dictado un auto de sobreseimiento de la causa, fechado el pasado 29 de mayo, por extinción de la responsabilidad criminal debido al fallecimiento del presunto autor de los hechos.

Todo ocurrió la noche del pasado 10 de mayo en el campo de tiro de Las Gabias (Granada), donde los trabajadores hallaron los cuerpos sin vida de ambos, que habían pasado la tarde allí dado que el joven tenía licencia de armas y era usuario habitual de las instalaciones.

Desde el primer momento, la Guardia Civil trabajó con dos hipótesis: la del accidente fortuito o la de un posible caso de violencia machista, en ambos casos con el suicidio posterior de él; posibilidad esta última a la que apuntó finalmente la investigación.

Antes de que se conociera el resultado final del informe, los padres de ella ya sostenían que su hija fue asesinada «con premeditación y alevosía» por su exnovio, convencimiento al que decían haber llegado, entre otras cuestiones, por los indicios de los audios de wasap enviados por su hija a una amiga, en los que apuntaba a problemas psicológicos de su expareja relacionados con la «bipolaridad, la ansiedad y el trastorno persecutorio».

Además del resultado de las autopsias, la Guardia Civil tuvo también en cuenta en su investigación circunstancias como que los dos disparos mortales se efectuaron en un intervalo de tiempo muy cercano y que no hubo llamada de auxilio ni gritos tras producirse el primero de ellos.

Fotos

Vídeos